martes, 1 de mayo de 2012

The Avengers (2012)

Esta es la primera crítica del año a una de mis 10 películas más esperadas de este 2012. ¡Vamos adelante!

Espectáculo, por Jaime Grijalba.
Todos teníamos la duda. Todos esperábamos la película. Todos sentíamos algo de miedo. Todos queríamos verla apenas la estrenaran. Es que eventos como este no se repiten todos los años, y sin embargo, todos teníamos miedo del resultado final del producto que durante tantos años nos iban anunciando: la final y esperada reunión de los personajes más conocidos y que han recibido cintas producidas por Marvel desde el año 2008; y pese a todos nuestros miedos, problemas, sustos y otros que nos puede dar la posibilidad de una explosión de personajes tan diversos y que tengan que luchar juntos contra una amenaza que puedan derrotar fácilmente antes de llegar a cenar a la noche. Y Joss Whedon cumplió con lo prometido, dándonos no una pieza aceptable, sino un verdadero espectáculo para el corazón, la mente y los ojos: la mejor cinta basada en comics de los últimos 4 años.
La historia per se puede tener un solo problema y lamentablemente es el inicio de la película. Incluso yo que me he visto todas las películas que Marvel ha sacado en preparación para este magno evento (que ya revisé en un post exactamente anterior a este) y aún así me resultó difícil ingresar a la trama de la cinta, ya que parte con una velocidad de información y exposición tremenda que me dejaba a mitad de camino a cada segundo, sin poder dejarme disfrutar de la presencia de Stellan SKarsgård haciendo nuevamente su papel del doctor Selvig, que realizó e hizo tan entretenido en "Thor" (2011), hasta que se estaba escapando y recién me di cuenta que era ese personaje. La enorme cantidad de texto en la pantalla dicho por los personajes en esta secuencia pre-créditos iniciales y pre-título, hace complicado el ingreso, pero después de eso... vas con el flujo, man.
Toda la secuencia inicial nos habla sobre como la amenaza del fin del mundo se nos establece en pocos minutos y es necesario juntar a un equipo de personas para que puedan detenerlos... no, no son los Avengers, porque ese grupo ha sido cancelado (eso es, según lo que vemos en la película, a mí también me tomó por sorpresa) por hacer cosas mucho más interesantes con la energía encontrada en el Tesseract (y que fue recuperado por el Capitán América en su película, o eso creo, porque no me acuerdo de mucho). La cosa es que suben a varios de nuestros amigos superhéroes en una nave increíble con el fin de detener el plan de Loki, el hermano de Thor, y es aquí donde se me sale el favoritismo, pero creo que no eligieron mejor trama y personajes para seguir que los de "Thor" (2011). Aparte de ser los más cósmicos y los más entretenidos, le dan a la película un sentimiento de universalidad, y disfruté de todos los pequeños guiños hechos a la cinta del año pasado.
Pero aparte de todo eso, la película es un espectáculo del más alto nivel, y no sólo de entretenimiento, sino también para los ojos y para los oídos. La fotografía tiene un nivel estupendo y hay una riqueza visual en los decorados así como en los colores usados para cada una de las secuencias, para los efectos especiales, los trajes y todo da un sentimiento como de naturaleza viva, que se mueve y retuerce dentro de los personajes que vemos moviéndose. La banda sonora nos ayuda a movernos siempre, nos da un ritmo incesante con el cual seguir la acción a cada segundo que pasa, así como los ricos efectos de sonido que nos llenan los oídos, la veamos o no en 3D súper espectácular (al cual yo no le veo el asunto, habiéndola visto en 2D). Y finalmente, el espectáculo de los efectos especiales, sin duda de lo mejor que se ha visto y es porque es detallado, se entiende lo que se ve, la destrucción tiene una finalidad más allá que la de ser destrucción, aquí vemos consecuencias, vemos emoción, vemos el peligro, se siente real, y eso es genial para una película que antes de salir fue comparada con las Transformes en su nivel de destrucción de la ciudad, y compararse con Transformers nunca es una buena herramienta de márketing para mí.
Pero el otro espectáculo que nos da es el actoral y el de la química actoral/de personajes. Cuando uno junta al poderoso y supervisor de S.H.I.E.L.D. Nick Fury junto con el agente Coulson al mando de un grupo de inadaptados sociales y/o completos imbéciles como Tony Stark (Iron Man), Thor, Bruce Banner (Hulk), Capitán América, Natasha Romanoff (Black Widow), Hawkeye... lo único que podemos esperar es diversión y más diversión. Hay momentos en que la tensión entre los personajes es tanta que uno no puede dejar de sentirse inmerso en una obra de Shakespeare o está riéndose tanto que uno parece estar viendo la última cinta del comediante más gracioso del planeta. La principal fuente del humor entre estos personajes lo encontramos por las enormes diferencias y los mundos enteramente diferentes en los cuales se desenvuelven, siendo Capitán América un tipo que no entiende nada, lo mismo que Thor, pero que pueden llegar a entender cosas diferentes, o Stark, que es un genio, pero lo único que sabe es burlarse de otras personas, pudiendo congeniar solamente con Banner, que tiene a un monstruo dentro al cual parece no poder controlar.
Finalmente, cuando llegamos a la batalla campal final que todos esperan, la guerra, ya queremos a todos estos personajes, queremos ver que triunfen y que lo haga cada uno a su manera particular, y manteniendo esa diversión constante que nos vienen dando desde hace ya más de una hora de metraje, y eso es difícil cuando quieres tener un espectáculo visual de destrucción en conjunto con una trama que debe avanzar y unos personajes que deben brillar cada uno en su momento particular. Por eso es que Joss Whedon logró algo totalmente increíble con esta cinta y es un milagro que todo no se haya ido a la basura en el tercer acto, porque muy bien podría haber pasado y haberse transformado en una monótona batalla campal. Pero no, y se agradece.
Aunque Whedon sea el director, y a quien le agradecemos toda la fluidez de la pantalla, hay que agradecerle que no se haya puesto muy Whedon para sus cosas. No me malinterpreten, una de mis películas/cortometrajes favoritos de todos los tiempos es "Dr. Horrible's Sing-Along Blog" (2008), y eso es Whedon puro, con superhéroes, y me encanta, pero esto es otra cosa, este es un trabajo al cual le puso toda su energía, energía vivaz y propia de sus proyectos, pero sin el toque Whedon, y creo que eso es para aplaudir. Brillantes actuaciones, brillantes secuencias de acción, brillantes diálogos, esta es una película que hay que ver... y qué importa si gana 1 billón de billones de dólares, quiero más películas como esta, llenas de corazón y de inteligencia, así como de humor... y creo que con un billón de billones vamos a tener más como esto... y mucho más de Whedon, obviamente... ¿quién le va a querer cancelar una serie ahora?
9/10