jueves, 15 de octubre de 2009

#15 - Attack of the Giant Leeches (1959)


Bueno, llevamos la mitad del mes del terror y tengo una mala noticia, la verdad es que la película que tenía que ver de acuerdo con la Cinemassacre Monster Madness es el filme brasileño À Meia-Noite Levarei Sua Alma de 1964, y peor todavía, también habló sobre su secuela, Esta Noite Encarnarei no Teu Cadáver de 1967, pero son tan difíciles de encontrar, además de que no tengo internet, por lo cual no tuve el tiempo suficiente para bajar la primera, menos para verla, antes de que dieran las doce de la noche. En caso de que ocurra una vez más, avisaré por Facebook y así pueden ayudarme a encontrarla, ya sea bajándola o diciéndome un lugar (físico) donde encontrarla, estoy dispuesto a arrendar películas (¿cuándo no lo estoy?) con tal de cumplir con mi promesa de la película diaria. Aquí está el video de CMM sobre las películas, lo peor de todo es que tenía ganas de verlas, se veían increíbles. Por lo tanto, me he volcado por la siguiente en la lista, tomando en cuenta que la última fue The Fly de 1958, así que vamos con la cheesy fun que es Attack of the Giant Leeches.
Hablar de trama es difícil, pues es una de esas películas sin mucha de ella. Parte en una cantina cerca de un pantano donde un montón de rednecks se juntan para tomar y hacer realmente nada, me pregunto a veces cómo será realmente no hacer nada... ser redneck por un año debe ser la experiencia más pastosa de la vida, pero sigamos en la película. El dueño del lugar tiene una esposa tremendamente atractiva y joven, pese a ser él un viejo gordo y calvo, lo cual da lugar a chistes sobre cuernos y cosas por el estilo. Saber qué pasa después es difícil de decir, la película es muy confusa en decirnos cómo llega el jovencito de la película y cómo conoce a la jovencita de la película (síndrome Giant Claw), pero nos damos cuenta de que algo pasa pues la gente empieza a desaparecer cuando pasa cerca del pantano.
La película tiene muchas fallas, tanto en el departamento de guión (risible), como en estructura y sentido común (difícil de entender sin que alguien te esté explicando qué pasa a cada segundo), la esposa del dueño de la cantina se siente atraída por uno de los amigos de él y se termina acostando con él en la hierba, donde saben que los encontrará el hombre gordo. Aquí viene la mayor falla y la mayor causa de risas: cuando los está amedrentando con su escopeta para que caigan al pantano, detrás de ellos aparecen estas cosas que parecen tentáculos de pulpo gigante cortados y con vida propia, cuando supuestamente son sanguijuelas gigantes, son tipos encerrados en una media gigante con chupones pegados encima y pintados de blanco, es una de las cosas más mal hechas que se puedan ver... después de la Giant Claw.
La película adolece de todo lo que debe adolecer una película mala que está hecha para el visionado grupal para reírse, largos diálogos donde no se dice nada, escenas carentes de emoción o suspenso o diálogo, confusión general, preguntas sin respuesta, todo para una gran diversión. Pero claro, por sí misma es muuuuuy mala. Le pongo un 2.
La única manera de poder ver esta película es viendo la versión hecha por Mystery Science Theatre 3000, donde se burlan de ella, no sin antes ver un corto, el primer episodio de una serial de los años 30, ahí tienen hora y media de diversión, pese a que la película dura una hora. Aquí está el capítulo: