viernes, 2 de octubre de 2009

#2 - Drácula (1931)


Uf que me costó encontrar la película para verla, pero pude y aquí está el link a la crítica de Cinemassacre, que es la primera que no he visto.
Pero qué tenemos acá, es un clásico de la historia del terror, con esos sets reconocibles en cualquier parte por cualquier fanático del terror, pero... ése no es Bela Lugosi, es un actor español llamado Carlos Villarías. Entonces, si es hecha el año 31 y con los mismos escenarios, es simplemente una versión en español filmada al mismo tiempo.
Comparar al Dracula de Bela Lugosi con el Drácula (con acento) y en español, es bastante justo, pues resulta que sin dudas esta última es una obra superior, pero sigue sin ser perfecta. Pero, dejemos esto y vamos a la trama.
La película parte con Renfield, abogado, llamado por Drácula para que lleve los papeles que le permitirán al Conde cambiar de hogar. Aquí siguen una serie de líneas memorables como: "Yo nunca bebo... vino" y "Escúchelos, son los Hijos de la noche, qué hermosa Música componen". Aquí, obviamente, el vino resulta estar con algo raro y, al irse Drácula, tres mujeres se le acercan y lo atacan.
Ya en Inglaterra, Drácula se acerca al dueño del Sanatorio que está al lado de la Mansión que ha arrendado, para encontrarse con su hija y su mejor amiga. Esta última quedará prendada del conde a causa de su hablar lúgubre y sus ojos hipnotizantes, sólo para aparecer muerta al día siguiente.
La historia en sí no se diferencia mucho de la versión original, pero debo darle aplausos por recuperar cosas que quedaban perdidas en la versión original, como ciertas hipnotizaciones, algunos descenlaces, un final mucho más calmado y dramático, no tan apresurado. Las actuaciones son inmejorables, algunas mejores que otras, por ejemplo Eva es sexy hasta decir basta, pero Van Helsing... prefiero el de la versión inglesa.
Hay tomas distintas y sin lugar a dudas reslatan al ser comparadas con la versión inglesa, que extrañamente era grabada de día con Noche Americana, dejando la noche para los españoles. Digo yo, si era una producción menor la española, ¿por qué no se tomaron la noche, que les servía más? Pero bueno, dice la historia que el equipo español miraba lo grabado por el equipo estadounidense, para luego mejorar lo que habían visto, usando dolly, etc.
Es media hora más larga y se nota, es mucho más hablada, pero sigue teniendo ese peso silencioso (ausencia de banda sonora salvo al principio y al final) parecido al de los filmes mudos que te dejan lleno de miedo.
Una buena película, sería interesante verla junto a la otra, ya sea seguida o en pantallas paralelas. Le pongo un 9.

2 comentarios:

Pablosky! dijo...

Cuático Drácula

sigue asi

Saludos,

papi dijo...

No tenía idea de que filmaran películas así simultáneamente antes.
¡Siempre se aprende algo nuevo en Exodus!