miércoles, 10 de agosto de 2011

World's Greatest Dad (2009)


¿Cuál es la mejor forma de la que se puede empezar una productora? Con un éxito de enormes proporciones, con una película que cambia paradigmas y nos de algo que nunca antes ha sido tocado por la comedia, con una comedia negra de verdad, con esas que no tienen vergüenza de burlarse de todo y no dejar ningún tema sin tocar. Gracias al buen ojo de Richard Kelly y sus compañeros con los cuales forma la productora Darko Productions, pudieron obtener y producir la película más nueva del actor y director Bobcat Goldthwait, que es más conocido por la gran mayoría como el más loco criminal (y luego policía) de la serie de películas "Locademia de Policías", e incluso ahora su última película "God Bless America" (2011) será producida por Darko Productions, pues el resultado del trabajo conjunto con la comedia negra más exitosa y aclamada de los últimos tiempos, "World's Greatest Dad", y eso es aparte de haber conseguido un inmejorable casting con grandes actores e impresionantes sorpresas en cada nivel departamental.
La historia parte con el mejor padre del mundo, interpretado por Robin Williams, que tiene un hijo adolescente, interpretado por Daryl Sabara, que está en esa época en la cual no puede esperar a la siguiente oportunidad para masturbarse, etapa que muchos parecen no poder superar cuando pasan los años. Este niño, sin embargo, no es completamente sutil, y menos inocente en su libidinosa práctica, pues su padre pasa pillándolo en pleno acto, y hay veces en que se encuentra en el estúpido acto de la asfixia masturbatoria, en el cual también se ha visto sorprendido. El personaje de Robin Williams se encuentra frustrado como profesor de literatura, teniendo varios manuscritos de poesía sin publicar, aparte de su imposibilidad de atraer una compañera profesora, se encuentra frustrado... pero dadas las circunstancias, se logra que ellos dos salgan, pero cuando vuelve de la cita, encuentra a su hijo realizando esa técnica de asfixia y placer, pero este ya no se está moviendo. El padre luego de llorar unos segundos, se dedica a darle una muerte digna a su hijo, colgándolo en el ropero para hacer como que se ha suicidado. Aquí empieza lo increíble, como todos creen que se ha suicidado, él escribe una carta de despedida que ha sido considerada una pequeña obra maestra y por lo tanto se difunde rápidamente. La fama es tanta, que hace un "descubrimiento" de unos poemas de su hijo, que son los suyos propios, pero que decide hacer pasar para poder seguir siendo famoso, a costa de la prematura muerte de su hijo.
La película puede sonar así a primeras como un drama tortuoso, pero se mueve por los ámbitos de la comedia negra bastante fácilmente, logrando hacerte reir y a la vez desesperarte ante las situaciones tensas que nos propone el director y Robin Williams, que realiza una de las mejores actuaciones de su carrera. El input de la productora de Richard Kelly y sus amigos es mínimo, pues se nota que es un proyecto completamente pasional de Bobcat Goldthwait, y eso se agradece a ellos que pudieron aceptar un proyecto arriesgado, pero que se convertiría, en su año, en una de las mejores actuadas, fotografiadas y dirigidas.