miércoles, 22 de agosto de 2012

100 Días de Terror - Nº30: Alien vs. Ninja (2010)

Desenchufa el cerebro, por Jaime Grijalba.
¿Te gusta la ciencia ficción y la películas de artes marciales? ¿No? Sale inmediatamente de mi vida. Ya, ahora, los que quedaron, si les gustan ambas cosas, les tengo una recomendación que hacer que viene desde el mundo de lo más extraño de las cintas de terror japonesas, de la mano de Sushi Typhoon les tengo "Alien vs. Ninja" (2010), un juego sobre las famosas películas de "AVP Alien vs. Predator" (2004) y similares/secuelas de distintas ficciones que colisionan al medio con resultados que son una delicia para los fanáticos. En este caso tenemos la colisión de dos géneros tan dispares como pueden ser la ciencia ficción y las artes marciales para darnos una película que nos resulta completamente imposible tomar en serio en algún momento, pero creo que esa es la fortaleza y enorme poder que tiene la película, la de poder divertir si es que te sientas frente a tu televisor (o pantalla de elección) y apenas ves el primer fotograma de la cinta te dices... "voy a desenchufar mi cerebro por la siguiente hora y media", y así pueden ser testigos de coreografías de acción satisfactorias, ninjas que saltan y corren por los lugares lanzando shurikenes y otros implementos de violencia como las katanas y los golpes, simplemente hay que estar en otro estado mental. Es el mismo estado mental que te va a permitir aceptar a un hombre disfrazado como la peor copia del Alien diseñado por H.R. Giger que pueda llegar a existir (obvio, deben existir versiones peores en cintas italianas de los 80, pero me gusta exagerar en todo momento), con efectos especiales prácticos como tentáculos que salen de los brazos del alien (que por alguna razón siempre parecen dirigirse a la miembro femenina del grupo de ninjas que empieza a luchar contra este Alien usurpa cerebros... no tengo idea por qué). Es bonito ver películas de bajo presupuesto que deciden no irse por la fácil vía de los efectos computarizados completamente, sino que se toma su tiempo para hacer los efectos presentes en las batallas y que aunque no son especialmente buenos se agradece ver algo de plástico, poliester y goma espuma de vez en cuando en nuestras películas de terror. La recomiendo por lo divertida que puede ser con amigos para reirse un rato, burlarse de lo que pasa en pantalla y aplaudir las coreografías, la sangre y los momentos con los zombies ninjas, que debe ser de lo más cómico de la cinta.
7/10