domingo, 30 de diciembre de 2012

Nos Movimos!!!

EL NUEVO SITIO EN INGLÉS DONDE SEGUIRÉ ESCRIBIENDO ES:

HTTP://OVERLOOKHOTELFILM.WORDPRESS.COM

SÍGAME AHÍ Y SIGAMOS CONVERSANDO

GRACIAS POR SEGUIR LEYENDO.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

19º FICV 2012

Durante los primeros días de Octubre, más específicamente, desde el 2 al 7 de Octubre, se realizó el Festival de Cine de Valdivia, en la mágica ciudad del sur de Chile, fue mi primera vez asistiendo y fue una de las mejores semanas que he tenido: viendo cine, pasándolo bien con amigos, corriendo de cine a cine, terminando cansado cada noche, tirándonos a la cama a reflexionar sobre todo lo visto. Si no hiciera el mes del terror en Octubre, les aseguro que habría podido hacer una crónica diaria (la cual hice, pero no de forma publicable) dando una pequeña crítica de cada película.
La cosa es que la visita al Festival, el Mes del Terror y todo el asunto, es decir, hablo principalmente del esfuerzo que puse durante 100 días de los últimos meses en darle entradas de calidad al menos decente para que puedan disfrutar, pero siguió la enorme cantidad de ausentismo en los comentarios, es decir, no ha habido reciprocidad en la presencia y escritura de las críticas. Es por eso que a partir del día de hoy he decidido cerrar este blog, principalmente porque escribir blogs sobre cine, literatura o cualquier otro tema en español, ya se ha transformado en un asunto de nicho, un nicho que ya no puedo llenar ni puedo perseguir. Es por eso que me he visto, de alguna manera, obligado a realizar el salto a Wordpress y finalmente a lo que denominamos la crítica y el mundo blogger en inglés. Espero tener más suerte a la hora de entrar y realizar mis trabajos ahí.
Una vez más quiero darles las gracias a todos los que me apoyaron, comentaron o visitaron este blog durante sus casi 4 años de historia (un record personal para mí) y espero que podamos seguir leyéndonos, sobre todo ustedes hablantes del inglés, para que sigamos comentando de cine y de todos esos temas que nos interesan tanto.
Esto no significa un cambio temático, ni mucho menos, es una continuación de Exodus, con el mismo espíritu y el mismo enfoque, sólo en inglés y en otro sitio:


 Los espero ahí, pero antes de irme, los dejo con mi lista de las películas que vi, ya había visto o que vi después de visitar el Festival Internacional de Valdivia, esto es, en orden de preferencia con un rating al final. Muchas de ellas dan links a críticas hechas previamente en este blog, mientras que otras dan la posibilidad de entrar al nuevo blog y ver mis miradas sobre aquellas películas que aún no he criticado. No todas tienen crítica propia, sólo las que la merecen de acuerdo al foco de Exodus y ahora de Overlook.
Sin mucho más que decir, los dejo con la lista, y los veo del otro lado:

1. Evil Dead II (1987,Sam Raimi) (Totalmente Salvaje) (crítica) *****
2. ¿Quién puede matar a un niño? (1976, Narciso Ibáñez Serrador) (Totalmente Salvaje) (crítica) *****
3. Eating Raoul (1982, Paul Bartel) (Totalmente Salvaje) (crítica) *****
4. Holy Motors (2012, Léos Carax) (Gala) ****1/2
5. Where the Condors Fly (2012, Carlos Klein) (Competencia Largometraje Chileno) (crítica) ****1/2
6. Tres tristes tigres (1968, Raúl Ruiz) (Eventos Especiales) ****1/2
7. Don't Look Now (1973, Nicolas Roeg) (Totalmente Salvaje) (crítica) ****1/2
8. La chica del sur (2012, José Luis García) (Panorama Latinoamericano) ****1/2
9. Re-Animator (1985, Stuart Gordon) (Totalmente Salvaje) (crítica) ****1/2
10. De jueves a domingo (2012, Dominga Sotomayor) (Competencia Largometraje Internacional) (crítica) ****
11. Nadie dijo nada (1971, Raúl Ruiz) (Eventos Especiales) ****
12. Sibila (2012, Teresa Arredondo) (Ventana del Cine Chileno) (crítica) ****
13. Entre chiens et loups (2008, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ****
14. No (2012, Pablo Larraín) (Ventana del Cine Chileno) ****
15. 11·25 jiketsu no hi: Mishima Yukio to wakamono-tachi (2012, Kôji Wakamatsu) (Gala) ****
16. Al final: La última carta (2012, Tiziana Panizza) (Nuevos Caminos) ****
17. 25 Watts (2001, Juan Pablo Rebella, Pablo Stoll) (Foco Pablo Stoll) ****
18. Eût-elle été criminelle... (2006, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ****
19. Leviathan (2012,Véréna Paravel, Lucien Castaing-Taylot) (Competencia Largometraje Internacional) ****
20. Conversaciones con Camila Vallejo (2012, Manuel Anselmi, Luciano Usai) (Disidencias) ****
21. #68 (Tomatoes) (2012, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ****
22. Remitente: Una carta visual (2008, Tiziana Panizza) (Nuevos Caminos) ***1/2
23. 20000 fantômes (2007, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
24. Dear Nonna: A film letter (2004, Tiziana Panizza) (Nuevos Caminos) ***1/2
25. La Chupilca del Diablo (2012, Ignacio Rodríguez) (Competencia Largometraje Chileno) ***1/2
26. Miguel, San Miguel (2012, Matías Cruz) (Eventos Especiales) ***1/2
27. Avant j'étais triste (2003, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
28. I lupi (2011, Alberto de Michele) (Disidencias) ***1/2
29. Under Twilight (2006, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
30. Undo (2005, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
31. Dies Irae (2005, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
32. We Are Winning Don't Forget (2004, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
33. Les barbares (2010, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
34. A primera hora (2012, Javier Correa) (Competencia Largometraje Chileno) ***1/2
35. La santa (2012, Mauricio López) (Disidencias) ***1/2
36. L'art délicat de la matraque (2009, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
37. 21.04.02 (2002, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***1/2
38. Joven y alocada (2012, Marialy Rivas) (Ventana del Cine Chileno) (crítica) ***
39. Journal intime (2001, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***
40. Gay? (2000, Jean-Gabriel Périot) (Foco Jean Gabriel Periot) ***
41. Sal (2011, Diego Rougier) (Ventana del Cine Chileno) ***
42. La casa (2012, Gustavo Fontán) (Panorama Latinoamericano) **1/2
43. Partir to live (2012, Domingo García-Huidobro) (Competencia Largometraje Chileno) *

miércoles, 31 de octubre de 2012

#31 - Killer Klowns From Outer Space (1988) (Nº 100)

Ya estamos, llegó el fin, llegó Halloween y el terror elegido para la noche de hoy es la de alienígenas violentos que cómicamente se parecen a payasos de nuestra tierra. Tengan ojo esta noche, ya sea que salgan con sus disfraces o en una fiesta, cuidado con los que se vistan de payaso, sobre todo si se parecen a la tropa que vamos a revisar en la película del día de hoy, entregada por James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness, cuyo video pueden ver acá. Veamos qué tal es la película.
Tenemos entre nosotros un clásico del cine de culto de terror de los años 80, una película de la cual sabía poco y mucho al mismo tiempo, sé que la dieron en la televisión abierta una vez en los 90 y que nunca más lo repitieron, y me puedo imaginar porqué, el trailer que usaban para promocionarla, pese a llamarla "El Ataque de los Payasos Asesinos, las imágenes que se mostraban no pasaban de terror sino como una comedia de aventura con payasos grotescos, algo así como Gremlins, pero con payasos, pero esta película es mucho más cruenta y para adultos de lo que en perspectiva parece. Es una cinta que parte con un grupo de personajes en un pueblo pequeño, como en la clásica "The Blob" (1954) con Steve McQueen, que son visitados por una nave espacial con forma de carpa de circo, dentro de la cual un grupo de marcianos con forma de payasos hace sus planes para atrapar humanos y comérselos, y creo que aquí está la mayor fortaleza y al mismo tiempo la mayor debilidad de la película: el hecho que sean payasos.
El ámbito circense, los payasos mismos, el diseño de los colores, las armas, los vestuarios, los dulces e implementos, así como los sets deben ser de lo mejor que hay para cintas independientes en la historia, es algo tan vivo, propio, adecuado y al mismo tiempo bien hecho que resulta tremendamente sorprendente cómo nada sale por las costuras, es decir, todo resulta orgánico: cabritas como balas, algodón de azúcar para atrapar a los humanos, sets brillantes con colores morados-rojos vivos y chillones, los monstruos/aliens están diseñados con personalidad y características físicas sorprendentes, lo cual resulta a veces escalofriante de ver debido a su perfección. Sin embargo, la gran pregunta de la lógica que no paró de sonar en mi cabeza era... por qué payasos. Claro que un personaje de la película dice que tal vez simplemente son aliens que parecen payasos por una coincidencia... pero luego empecé a pensar, ¿es también coincidencia la nave en forma de carpa de circo, el algodón de azúcar, los pasteles que tiran y otras actitudes/clichés/marcas del oficio del payaso en el planeta Tierra? Claramente ellos no buscan humor ni hacer reír, entonces, ¿por qué? Sé que es una tontera, pero nunca se habló de eso y yo esperaba algo parecido a una explicación. De todas maneras, el diseño artístico es lo que eleva esta película a otro nivel más allá y lejano completamente del cine Z o B de bajo presupuesto, hay alma y pasión tras esto, pero acompañado de un mal guión.
7/10

Y los dejo entonces con la clásicas listas de las 10 Mejores y 5 Peores de estos 31 días. Gracias por seguir a los que siguieron. Hoy también terminó el horrible proyecto de los 100 Días de Terror. Espero hayan disfrutado con mi sufrimiento. Hasta luego.
Las 10 Mejores Películas criticadas en estos 31 Días de Terror

Las 5 Peores Películas criticadas en estos 31 Días de Terror

martes, 30 de octubre de 2012

#30 - The Picture of Dorian Gray (1945) (Nº 99)

Ya no queda nada, mañana ya es la fatídica fecha de Halloween, donde los portales se abrirán y las criaturas más horribles de la existencia e inexistencia humana invadirán las calles pidiendo dulces para acallarse. La película del día de hoy es, supuestamente, de las últimas que veremos de los años 40 en cuanto terror, por lo menos hasta la próxima vez que nos metamos en este proyecto, o al menos hasta mañana, si por algún milagro he visto la película de la cual James Rolfe vaya a hablar en su Cinemassacre's Monster Madness. Bueno, veamos qué nos trae esta nueva película literaria.
La historia que cuenta la novela de Oscar Wilde es suficientemente conocida, se trata de un hombre que un día se hace un retrato, pero que por alguna razón mágica relacionada con los deseos del protagonista, la pintura empieza a envejecer por él, mientras se mantiene de unos perfectos y sanos 22 años. Claro que, como nunca he leído la novela, no sé si esta película se atiene o no a lo que la historia y leyenda de Dorian Gray es en mi cabeza, como el hecho de que supuestamente si Dorian miraba el cuadro, el hechizo se perdía, volviendo a tener todos los años que se le habían quitado y que estaban presentes en el cuadro, pero en esta película podemos ver (y a veces en excitante color) que el protagonista examina constantemente el grotesco cuadro, fijándose en los ojos desorbitados y la piel cetrina de su viejo ser, el cual podemos ver valientemente replicado en la última escena de la película pero en un maquillaje vivo y que interactúa con otros actores. Otra de las cosas era el famoso rumor de que era Dorian Gay y no Gray, pero lo que sucede es que el personaje principal pasa de aventura en aventura, buscando una nueva esposa o pareja hasta el momento en que ella se ponga sospechosa por que él aún tenga 22 años.
Una de las secuencias más poderosas y estremecedoras es cuando un grupo de personas está persiguiendo a Dorian por un crimen que ha cometido (mató a alguien para conservar su secreto), pero él se ha mantenido oculto bajo la figura de una persona que debería ser mucho más vieja que él, obviamente. En un momento, interrogando a un hombre ebrio, este dice que Dorian Gray ha tenido 22 años "por mucho tiempo", y la mirada de incomprensión/comprensión de quienes lo buscan es tan profunda que dan escalofríos por las obvias repercusiones que esta tiene. Se trata de una cinta correcta, con una fotografía, ambientación y actuaciones precisas y muy destacables, pero el gran problema que tiene es que mientras más cosas pasan, menos parece que avanza la trama, que se mantiene estancada durante mucho tiempo, aparte de pasar mucho tiempo presentando a un personaje tan simple como es Dorian Gray antes de hacerle el cuadro en el minuto 30, que es cuando se da cuenta de lo sobrenatural de su apariencia. Pese a todo, es competente y mantiene la atención, aunque se torne aburrida, y eso es un logro ahora.
7/10

lunes, 29 de octubre de 2012

#29 - Puppetmaster (1989) (Nº 98)

Ya no quedan más que tres días, el de hoy y dos más, para que termine el mes de la locura, logremos cerrar los portales y que el horror no vuelva nunca más a la tierra que nos confunde y nos hace mal. La idea es lograr ver 31 películas y lo hemos hecho hasta el día de hoy, pasando por lo horrible y lo grandioso, pero gracias a James Rolfe y su Cinemassacre's Monster Madness hemos tenido de los dos lados del espectro, veamos en qué lado queda la película que él decidió criticar el día de hoy, les dejo su video acá y sigan leyendo para poder saber mi opinión.
Por alguna razón esta cinta dió lugar a nueve secuelas, la última de ellas saliendo este año (algo interesante para analizar el día que haya visto todas las películas de la historia y lo último que tenga que hacer sea eso), y esa razón es que esta primera película parece hecha completamente con el fin de realizar un producto de culto, comercialmente atractivo para cierto público del horror que se siente atraído a este tipo de material sangriento, ridículo y a la vez inventivamente asustadizo. La película trata de un hombre que ha perfeccionado el arte de la creación de marionetas y muñecos, las cuales cobran vida y personalidad inmediatamente, claro que son usados para atacar y matar a los enemigos de este hombre. Al principio de la cinta vemos cómo se mata antes de que un par de hombres vestidos de negro tratan de robarle su secreto, todo esto acompañado de los muñecos, con los cuales se comunica como si fueran sus propios hijos. Luego viene el funeral, al cual atienden todos los parientes y amigos, ante lo cual se discurre un montón de eventos aburridos y sin ninguna cantidad de marionetas hasta que llegamos al minuto 36 o algo así, donde finalmente somos testigos de una (aburrida) muerte a manos de una marioneta, la más graciosa de todas.
La película es lenta y aburrida durante mucha parte de su metraje, pero cuando entran estos pequeños demonios, todo cambia, las secuencias se vuelven entretenidas e incluso hay cierto juego de montaje, ritmo y repetición en sus últimos momentos, pero no lo suficiente como para levantar a esta película de la mediocridad. Los efectos especiales son los que salvan a una película que no hubiera tenido 9 secuelas de otra forma.
6/10

domingo, 28 de octubre de 2012

#28 - Dead of Night (1945) (Nº 97)

La película que tenemos para el día de hoy es una de la cual he leído bastante y me han dado tremendos comentarios, así que la esperaba con ansias. Se trata de una de las primeras compilaciones de horror, es decir un grupo de cortometrajes de distintos directores reunidos bajo una narrativa más o menos ordenada. Un clásico del género, vamos a ver cómo se comporta.
Lo que haré es simplemente hablar de cada parte de esta película, como he hecho con otras antologías, y darles mi visión breve sobre cada una de ellas.

· "Linking Narrative" (Basil Dearden): esto es lo que se denomina la narrativa que se encuentra alrededor de los cortometrajes para darle un sentido, es decir, la excusa para poder realizar todas las historias locas. En este caso se trata de un hombre que llega a una casa en visita, no conoce a nadie de ahí pues ha sido invitado, pero en cuanto entra al salón principal, sabe quién es cada uno de vista, y sabe qué es lo que va a pasar dentro de la reunión pues para él todo esto no es más que una repetición de una de sus múltiples pesadillas que termina de manera horrible. Todos los asistentes, viendo la extrañeza del asunto, empiezan a contar historias de las cuales fueron testigos o experimentadores en carne propia, dando a lugar a los cortometrajes de los distintos directores que veremos a continuación. Todo esto está bien actuado y termina en una pieza visual pesadillesca de aplaudir, con excelente música y presión sicológica a cada segundo que pasa.
· "Hearse Driver" (Basil Dearden): tal vez una de las más inocuas de las historias presentadas en esta compilación, sobre un hombre que tiene constantes sueños y pesadillas relacionados con la muerte propia, parece como si la parca lo estuviera persiguiendo, dándole señales de que él es el siguiente. Todo termina en una secuencia obvia, dada la sobrevivencia del narrador presente en el salón, pero resulta reconfortante las formas en que la muerte se le anuncia a nuestro protagonista. Interesante de ver.
· "Christmas Party" (Alberto Cavalcanti): otra de esas historias más o menos inocuas, dos jóvenes trabajan animando y divirtiendo a niños en una fiesta antes de Navidad, y deciden jugar a las escondidas, en eso descubren las historias perversas acerca de cómo el edificio donde realizan la fiesta está embrujada por la presencia de un niño muerto, claro que eso no lo sabremos hasta el final, después de que nuestra protagonsita haya conversado unos buenos minutos con un niño escondido y que quiere un momento para estar mejor.
· "The Haunted Mirror" (Robert Hamer): es un cortometraje sumamente interesante este, el cual da la posibilidad siempre interesante de la personalidad y poder de los espejos, los cuales en este caso, tienen la posibilidad de imprimir la personalidad y el lugar anterior donde fue colgado. En este caso se trata de una pareja que está por casarse y el espejo como regalo de matrimonio, en cuyo reflejo el esposo ve otra casa completamente distinta y empieza poco a poco a absorber la personalidad del anterior dueño del espejo: un esposo celoso que mató a su esposa. Visualmente interesante, pero puede tornarse obvio.
· "Golfing Story" (Charles Crichton): siempre es necesario algo de humor macabro en toda compilación, y acá hay algo de eso, con dos hombres que se pelean por una mujer, ambos fanáticos del golf. Deciden hacer una apuesta, en un juego de golf, el que pierde debe suicidarse para que el otro se pueda casar con la mujer, se quieren tanto entre ellos que lo ven como la única solución para que el otro pueda vivir la vida tranquilo. Sucede el asunto, pero con trampa el ganador se pone a la cabeza, pero con lo que no contaba era con la venganza del muerto, un fantasma juguetón que siempre debe mantenerse cerca de él y con quien tiene que hacer un trato para alejarse definitivamente. Tiene algo de picaresco con el asunto del matrimonio y la presencia del fantasma, lo cual hace de todo más delicioso, y la dupla humorística presente acá es simplemente clásica.
· "The Ventriloquist's Dummy" (Alberto Cavalcanti): uno de los más recordados de esta compilación y con razón, se trata de un clásico homicidio cometido por un muñeco diabólico... o ¿no? La gracia de esta historia es que no sólo se queda en la sospecha de quién es el verdadero culpable de los crímenes, y creo que esa es la mayor fortaleza de este relato tremendamente visual e interesante, tremendamente bien actuado, y con momentos realmente perturbantes.
Así, juntando atributos y debilidades, le doy este rating final.
8/10

sábado, 27 de octubre de 2012

#27 - Pumpkinhead (1988) (Nº 96)

La película que se nos presenta en su forma terrorífica en el día de hoy es una de la cual no había oído antes, como ha sido la mayor parte de los casos con las que nos entrega James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness, y es una que siempre me he preguntado por qué no ha existido (y que sigue sin existir) un monstruo con cabeza de calabaza realmente asustadizo. De todas formas, pueden ver el video de James acá y yo, por mi parte, critico la película.
Esta es una cinta que tiene ínfulas de gran película con grandes temas y grandes emociones, pero que no puede despegar de sus claras raíces como cinta de género y de calidad de cine B que no puede soportarse. Hay grandes cintas de género, que dentro de sus propias fórmulas y limitaciones, puede contener grandes momentos emocionales y temas importantes, sin que se sienta como si estos hubieran sido pegados con cola fría al principio de la película, para tratarle de dar alguna especie de justificación a la masacre sin sentido que viene a continuación, o para tratar de darle una base más realista a la aparición de una bestia gigante que nace de una plantación de calabazas. El problema es que la enorme cantidad de talento, partiendo por el director, uno de los mejores realizadores de efectos especiales durante gran parte de los 80 y 90, así como el actor principal, una fuerza a destacar ya sea en esta película como en cualquier otra... entonces mi pregunta viene a ser la siguiente: teniendo todo el talento y la disponibilidad para hacer una cinta, ¿por qué decantaron en esta y no en otra que podría haber sido más interesante? Tal vez sólo leyeron las primeras quince páginas del guión y se convencieron, pero se les olvidó notar que había un monstruo gigante que mataba gente en el resto.
La película parte con un padre y su hijo, al hijo lo matan en un accidente un adolescente, el grupo de adolescentes que lo acompaña lo oculta y trata de olvidar lo sucedido, en eso el padre busca la forma de convocar a un demonio, Pumpkinhead, que acabaría con estos jovencitos culpables para siempre. Una pieza de moral y costumbres, así como sangre y matanzas sin mucho sentido más que el de: ellos estaban ahí y no hicieron nada para impedirlo. El hecho de que el padre trate de evitarlo y se arrepienta no vale, lo mismo que cuando se da ciertas pistas de que el monstruo y el padre están conectados. Finalmente, la técnica puesta en práctica es buena, tal vez demasiado buena para este material, pero que lo eleva de cierta manera a algo más interesante, pero no mucho más.
6/10

viernes, 26 de octubre de 2012

#26 - The Uninvited (1944) (Nº 95)

Lo que tenemos entre manos es una espeluznante historia de fantasmas para el día de hoy, así que apriétense los pantalones, que ya nos queda poco de los días horrorosos de Halloween, así que a ponerse las pilas y a seguir leyendo.
Una clásica historia de fantasmas, de eso sí sabe el cine de terror de los años 40, que lanzaba de estos "chillers" en avalanchas cada año, principalmente debido a la moda que empezaba a tener lo sobrenatural y el espiritismo entre los comunes de la gente, y además por la imposibilidad de mostrar monstruos muy escabrosos (los de Universal pulularon los años 30, mientras que volverían a aparecer en su forma más grotesca y sicológica-social en los años 50), aparte de lo que es inherente a la sociedad dentro de la trama de las cintas de fantasmas, implican un pasado no resuelto y que vuelve a atormentar a las familias "bien", es decir, que de alguna manera la enorme cantidad de las cintas de los años 40 se corresponde a una necesidad de los artistas audiovisuales para decir que las familias moralmente perfectas esconden dentro de su ADN algo corrupto, oscuro y poderoso, algo que puede despertar y explotar en cualquier momento. De alguna manera, esta película viene a ser uno de los tantos ejemplos de ese tipo de problemas familiares ocultos y que se manifestan con la presencia fantasmal, pero en este caso que afecta no sólo a los que pululan la casa, sino peculiarmente a un pariente directo del fantasma, su propia hija, en este caso, una mujer susceptible a todo este tipo de eventos, que cree en la presencia fantasmagórica de su madre antes cualquier otro, es decir, antes de que nos muestren en pantalla un espectro lechoso que se mueve y vuela por las habitaciones, un efecto bastante divertido y avanzado para la época.
La trama parte con una pareja de hermanos (hermano y hermana) que pasea cerca de una mansión completamente abandonada, la cual gusta y decide ser comprada por ellos para vivir y desarrollar sus proyectos personales, pero los dueños de la casa tienen palabras de advertencia, como siempre, para darle una razón al tan castigado precio que tiene. Luego viene la presencia de la nieta del dueño de la casa, quien siente la presencia de su madre, la cual lentamente la llevará a que todos piensen que está mentalmente trastornada, a medida que la presencia del espectro se hace cada vez más obvia y referente hacia el origen de su propia hija y las circunstancias tras su propia muerte. A través de una serie de clásicas escenas, la película logra contar narrativamente una historia que fácilmente podría volverse inmensamente compleja, y aunque la enorme cantidad de información dada al final para atar todos los cabos puede ser demasiada y no dejar muy claro el panorama, finalmente nos encontramos ante una pieza competente: bien actuada, bien filmada, con eventos clásicos llevados de buena forma (una sesión de espiritismo, la visita al viejo testigo del crimen) y que logra dar un panorama de cómo eran los chillers de los años 40. El problema, es poco más que eso.
7/10

jueves, 25 de octubre de 2012

#25 - The Gate (1987) (Nº 94)

Seguimos avanzando por los locos años 80 de la mano de James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness, donde le ha dado por revisar películas que por sobre todo toman más en cuenta los efectos especiales que la trama... y, después de todo, se trata de los años 80, así que no podemos negar nada y simplemente aceptar todo. El terror de 5 días que nos quedan se avecinan y muestran su fea cara. Aquí les dejo el video de su crítica, y yo por mientras, la critico. Sigan leyendo.
 No hay que negar que en el centro de "The Gate" hay un afán comercial por realizar una película entretenida, que de mieda, para los niños y a la vez violenta, esto es justo en el tiempo en el cual recién se estaban probando los límites de los ratings de las películas, con la aparición de las cintas prohibidas para menores de trece... a menos que sean acompañados por un adulto, lo mismo las para menores de 17, en companía de un adulto. Era difícil encontrar una película de terror o violencia que fuera prohibida completamente para menores de 17, sobre todo porque ellos son uno de los públicos objetivos más claros, sobre todo en cintas como esta, que nos sumerge en un mundo donde los niños toman el control del asunto y tienen que derrotar a unos malos que poseen, comen, muerden y hasta matan para lograr entrar a nuestro mundo, y todo esto acompañado de buena cantidad de sangre, entonces no se trata solamente de que la película esté mal pensada, sino que estupendamente bien pensada, yendo tal vez un poco más allá de lo que podría haber ido, pero esa es, finalmente la gran gracia de la película, pareciera dispuesta a casi todo con respecto a la trama y sobre todo a sus protagonistas: un grupo de niños y adolescentes. La trama parte lenta, con el descubrimiento de una roca en el patio de una casa en los suburbios, los niños que la encuentran la estudian y por accidente logran abrir un portal a criaturas malignas demoníacas que tratarán de apoderarse del mundo sacrificando a dos seres humanos.
De la puerta infernal salen estos monstruos pequeñitos que logran apoderarse y formar cuerpos de personas conocidas para atrapar y engañar a los niños, para volverlos locos y luego llevarlos al sacrificio. Estas criaturas están grabadas con perspectiva y de manera especial, mezclando todo con stop motion para hacerlo uno de los ejercicios de fluidez y miniaturas más impresionantes de los años 80. Se suceden una gran cantidad de eventos en los cuales los niños tratan de cerrar las compuertas que llevan a ese mundo infernal leyendo desde la Biblia, todos esos intentos fallan para dar lugar a un final que no fue tan arriesgado como sí lo fue el resto de la cinta, matando y destrozando a izquierda y derecha sin mirar a quién ni la forma en que los niños llegarían a verla. Los efectos especiales son de primer nivel, pero tiene un final que decepciona, así como una trama que parte muy lento para llegar a lo que realmente interesa. Sin embargo, está medianamente recomendada por todos los avances técnicos que pone en escena y por su aproach arriesgado a todo el asunto de las audiencias y qué es lo que esperan. Una gema olvidada.
7/10

miércoles, 24 de octubre de 2012

#24 - The Seventh Victim (1943) (Nº93)

Hola, cómo están, un nuevo día de terror terrorífica ha llegado, el señor oscuro nos ha entregado un día más para que podamos horrorizarnos y caer en las profundidades de los peores miedos, horrores y mutilaciones posibles en nuestro diario vivir. La película del día de hoy nos hace avanzar en el tiempo y nos deja en el momento en que las cintas de Val Lewton se llevaban todos los dineros del cine de terror con películas sensuales y a la vez terroríficas. Veamos qué tenemos entre manos.
Las películas de Val Lewton siguen sin cautivarme completamente, las encuentro competentes piezas artísticas, con muchos elementos interesantes que pueden cautivar a alguna persona que ande buscando algo específico, ya sea profundidad sicológica o interpretaciones impresionantemente creíbles, todo eso se puede encontrar combinado con una fotografía preciosista y tremendos sets que se sienten como piezas modernas de horror, contemporáneas a la época en la cual fueron hechas, no tan sólo por el lugar en el que ocurren, sino también por los temas que son tocados. De todas maneras, de todas las Val Lewton que he visto, esta es sin duda la mejor de todas, pues mezcla constantemente las tramas y géneros distintos que son clásicos dentro de sus filmes: el misterio, el terror, el thriller, los dobles entendidos, el romance y todo en una compensación justa... pero a la vez siento que aún no me logra enamorar completamente como lo hace con otros, tal vez por esa insistencia en lo que no se muestra como algo que resulta ser más terrorífico que lo que sí se muestra, pero como ya lo dijo Stephen King en su Danza Macabra, todo tiene que llegar a un punto en el cual tienes que mostrar la fuente del horror, sin esa revelación la gente se siente estafada, y en ese sentido, las películas de Val Lewton siempre jugaron al juego del bajo presupuesto y de nunca mostrar al "monstruo", por llamarlo de alguna forma. Por eso aún no he encontrado Val Lewton que sobrepase mi marca de "buena" a "excelente", pero esta se acercó mucho.
La historia de esta cinta es penetrante y a la vez te envuelve desde el principio: una mujer busca a su hermana que se encuentra completamente desaparecida, recibe la ayuda de mucha gente que también quiere saber o que tuvo relaciones anteriores con ella, pero al mismo tiempo parece haber un grupo de personas que se cierne cada vez más cerca sobre nuestra protagonista y que trata de que no se entere de dónde está su hermana y en qué cosas se encuentra metida como para desaparecer tan de repente. La gracia de la película es que toca muchos temas puntiagudos para la época, como son el suicidio, y también en parte el divorcio como algo común, lo mismo con las relaciones homosexuales que se mantenían en secreto (incluyendo a la audiencia, pues el código no lo permitía, pero sí permitió toda clase de sugestión y sugerencia que llevara en esa dirección), al mismo tiempo que se toca el tema de las sociedades secretas, el crimen y todo de manera tan organizada que da miedo el poder que se encuentra en manos de aquellas personas que se creen mejores que otras en el sentido intelectual y por creer en una fuerza superior distinta a la de todas las demás. La conclusión de la historia, la cual no revelaré pues la cinta es demasiado interesante como para cometer ese crimen, resulta, sin embargo, sorprendente y a la vez decepcionante en el sentido de que se le deja a los hombres fuertes resolver el asunto, cuando hemos seguido durante todo el camino a la mujer protagonista, lo cual resulta algo así como una trampa. De todas maneras, el viaje hasta ese momento es genialmente enervante.
8/10

martes, 23 de octubre de 2012

#23 - From Beyond (1986) (Nº 92)

La película del día de hoy es una de la cual he oído desde hace algún tiempo y que me atrae por la simple razón de estar basada en una historia de H.P. Lovecraft, y por estar dirigida por Stuart Gordon, director de la gran cinta de terror/comedia también basada en una historia de Lovecraft, "Re-Animator" (1985). Recomendada por James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness, les dejo su video acá, y yo por mientras la veo y la critico.
Wow, esperaba muchas cosas, y tal vez una de ellas fuera el resultado final que tenemos entre manos. Claramente sigue el mismo camino repulsivo y repugnante de la anterior cinta basada en cuentos de Lovecraft del mismo director, explotando en sangre, vísceras, explosiones y las cosas menos lovecraftianas posibles (en el sentido de que H.P. era mas bien callado y sinuoso en su forma de describir, prefiriendo la efectividad del "indescriptible" a mostrarnos cómo son las vísceras de la criatura a la cual se está enfrentando el protagonista. Sin embargo, esta película, de alguna manera, se acerca más a lo que hizo más conocido a Lovecraft: su ciencia ficción relacionada con la presencia de algo más allá de lo humano, no necesariamente un Dios, sino que basándose en descubrimientos de su época (principalmente la de científicos que hablaron de los colores en espectros invisibles para los seres humanos) para crear historias donde científicos van más allá de lo que deben y descubren una dimensión que convive con la nuestra y que solamente tenemos que despertar en nosotros... esa es la trama central de esta película ochentera, llena de efectos especiales viscosos y repugnantes, una limosa sensación que queda en nuestras manos y ojos al ser testigos de las criaturas y las mutaciones a las que son expuestos nuestros personajes a causa de su entrada a ese mundo invisible y paralelo. El asunto es que dos científicos inventan una máquina que permite acentuar las habilidades de la glándula pineal, dándole la idea de "tercer ojo" que les permitiría ver ese mundo, el cual es horrible y al cual necesitan escapar inmediatamente: gusanos gigantes, de hecho, le comen la cabeza a uno de ellos, dejando al otro en un manicomio.
Una doctora cree en lo que dice y decide sacarlo para volver al lugar donde se hicieron los experimentos, a fin de repetirlos, es entonces cuando reaparece el científico muerto, una presencia del "más allá" ha tomado posesión del cuerpo, el cual muta constantemente en destrucciones sangrientas, médicamente incorrectas y que deberían ser razón para la muerte y no para la risa que le da a nuestro científico atrapado. Lentamente notamos que la máquina, pese a no estar encendida, tiene poder para manipular a nuestros protagonistas y hacerlos hacer cosas que no deberían y terminar por encender la máquina para que lentamente empiece a apoderarse del mundo. La película es una delicia técnica, con efectos especiales impresionantes, sobre todo los relacionados con los monstruos mutados, así como una fotografía e iluminación que nos pone directamente en el modo terrorífico, sicodélico y enfermizo/gore/repugnante en que necesitamos estar para poder empezar a caer lentamente en la locura completa que es esta cinta. Con actuaciones ya probadas y especiales para este tipo de película, con grandes momentos de pirotecnia, escenas de acción, terror y desesperación total a cada momento que pasa, todo mezclado con una sensación de estar viendo algo que podría ocurrir si es que alguien se atreviera a pasar una barrera prohibida por el ser humano. Esta es una buena película que merece ser vista con más seriedad.
8/10

lunes, 22 de octubre de 2012

#22 - I Married a Witch (1942) (Nº 91)

La película del día de hoy es caracterizada como de "terror" por mi lista maestra, pero habrá que ver si está en lo correcto. Ya nos estamos acercando al final, nueve días para que todo termine, y eso significa mucho y poco para mí, debido a las circunstancias en que me encuentro. Vamos adelante que se puede.

La cinta que nos convoca al día de hoy no puede estar más alejada de lo que consideramos el terror, más allá de una escena inicial que ocurre en tiempos de quemas de brujas, ahí encontramos toda posible razón para el terror, lo horripilante y lo que produzca miedo, el cual es claramente evitado rápidamente con un chiste, clásico de las cintas de los años 40. Ahora, eso no significa que le vaya a dar un mal tratamiento simplemente por hacerse llamar de terror y no serlo, ya he tenido bastantes momentos como esos en los años que llevo haciendo esto, que ya no me preocupa el género sino la locura que es ver una película para criticarla inmediatamente. La película si contiene mucha fantasía, magia y momentos que es imposible que ocurran en nuestro mundo, lo cual de alguna manera compensa la ausencia de horror, es principalmente conocida por ser la inspiración principal para la clásica (y muchas veces aburrida) serie de televisión "Hechizada" o "Bewitched!", donde un hombre se casa con una mujer que resulta ser una bruja, y de ahí resulta todo el humor, entre cómo esconder la brujería, cómo esta ayuda o no beneficia la vida del marido, y la vida común de ellos. Ahora, esta película es otra cosa distinta. Tiene humor, pero es de la clase screwball, que implican distintos tipos de enredos amorosos y de personas que se odian pero se terminan amando, clásico desde fines de los años 30.
La historia parte con una venganza prometida, la bruja que ha sido quemada quiere vengarse del hombre que la quemó, Wooley, así que siglos después decide atormentar al más reciente decendiente de los Wooley, que se está postulando a alcalde de su ciudad, eso antes de casarse con una muchacha que seguramente le llevará bastantes votos por su actuar clásico y distinguido. El asunto es que con su presencia, nuestra brujita busca lograr que él se enamore de ella para poder finalmente destruirlo emocionalmente y tenerlo entre sus manos finalmente y vengarse por lo que hizo su antepasado hace ya tantos años. De hecho, lo asedia constantemente, le muestra su hermosa figura, su rubio cabello y su forma de caer sobre sus hombros, pero no hay caso, hasta el momento en que se ve obligada a hacer una poción de amor, la cual ella bebe por equivocación, enamorándose perdidamente de él. La película sigue con varios momentos, como la boda, que debe suspenderse varias veces, hasta la votación donde un hechizo hace que todos voten por Wooley pese a todo lo que ha hecho para perder los votos (siendo esto último uno de los momentos menos gratos tanto moralmente como en cuanto a humor, que la gente escoja como obligada a alguien resulta... perturbante, por decirlo menos), sobre todo en el clima eleccionario en el cual nos encontramos envueltos actualmente. Finalmente, la película da risa en algunas partes, pero no en todas, tiene buenos efectos especiales, pero es indistinguible de cualquier otra screwball comedy del montón, tan sólo el tema y su posterior influencia la hacen conocida y sobreviviente hasta nuestros días.
7/10

domingo, 21 de octubre de 2012

#21 - TerrorVision (1986) (Nº 90)

La película del día de hoy sigue en la exploración ochentera de James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness. Si pueden ver, notarán que ya no queda casi nada de los 31 días de terror, solo quedan 10 días de locura y también terminarán los 100 días de terror, una cuasi bienvenida y despedida, un ejercicio de locura que me tiene ya loco, así que será el último año que lo haga. De todas maneras, pueden ver el video de la CMM acá y yo veré la película para criticarla aquí abajo.

La televisión hace daño y las familias son horribles es, prácticamente, el gran mensaje de esta ochentera película que tenemos el placer (o displacer) de presenciar en el día de hoy. Es una mezcolanza de diversos sentimientos, géneros y pensamientos característicos de los años 80 y que vienen a colisionar en esta película que si hubiera dado sólo un paso en falso, habría sido un completo desastre e imposible de ver. Sin embargo, no es que la película sea esencialmente buena, sino que simplemente se mantiene en un nivel entre entretenido y mediocre que te excita al principio, pero que con el tiempo se va desinflando debido a la falta de novedad, pese a sorprender por sus temas y trama inicial, que resulta bastante novedosa en muchas partes. La película parte con un plutoniano encárgandose de su basura, echando a un monstruo insaciable por un cañón de energía, el cual es captado por un disco satelital que hay en una normal casa de clase alta en Estados Unidos... aunque normal no es la palabra adecuada, ya que los padres son swingers, la hija sale con un metalero y el hijo quiere ser un militar que va a la guerra cuando grande, incluso llevando metralletas y pistolas reales consigo, las cuales le sirven mucho para cuando el monstruo empieza a actuar y matar a todos los miembros de su familia, y realmente es sólo eso, la película pasa la mayor parte de su primera mitad tratando de entender cómo un monstruo se puede transmitir a través de la televisión, para luego detallarnos la vida de swingers de los padres de nuestro niño incomprendido protagonista, pasando por la muerte del abuelo y el hombre que viene a arreglar el cable. Sobre todo esto, en la tele están pasando un programa de películas de terror con un host femenino, al estilo de Vampira, y que finalmente tiene un cargo importante hacia el final de la película cuando llega a la casa después de ser llamada a su programa. Más allá de eso, los efectos especiales y cierta rebeldía en su mensaje sobre lo podrido de las familias de la clase alta estadounidense, no hay mucho que sacar, tal vez una buena banda sonora, pero aparte de eso, poco más.
6/10

sábado, 20 de octubre de 2012

#20 - The Hound of the Baskervilles (1939) (Nº 89)

La película del día de hoy es un evento particular: es la primera vez que veré una cinta de Sherlock Holmes que está basada en uno de los cuentos de Arthur Conan Doyle, uno ha visto muchas series de televisión y otro tipo de películas donde el personaje sale, se replican algunas de sus características pero nunca uno de los más famosos casos de él. Esta viene de mi lista maestra de películas de terror, así que vayamos adelante.
Qué bien se siente empezar a ver una película de Sherlock Holmes creando lo que será el cliché de todas las posteriores representaciones de Sherlock Holmes (salvo por la "Sherlock Holmes" (2009) donde se destruyó toda la imagen y se transformó en una cinta de acción aburrida sin nada del misterio que nos entrega la idea de Holmes), el hombre de la pipa y nariz aguileña acompañado por un gracioso, gordo y a veces torpe Doctor Watson (lo bastante contrario a los relatos originales como para olvidar a todos que estos existían), podríamos decir que todas las adaptaciones que vendrían a continuación, al menos hasta la década del 2000, se basarían más en este arquetipo y en esta película en específico para caracterizar y darle pie a una narrativa tipo de misterio apasionante, la cual sería repetida hasta la saciedad bajo la actuación de Basil Rathborne en múltiples cintas que seguirían a lo largo de los años 40, él se volvería el rostro de Sherlock Holmes, cada vez que se habla de él, su imagen es la que aparece en nuestra mente y es en quien se basa la mayoría de las representaciones dibujadas (cara larga, nariz aguileña, ausencia de vello facial, peinado a la Sherlock). Esta es una cinta seminal, y no solamente eso, sino que además es tremendamente entretenida y misteriosa hasta el final.
La historia es una de las más clásicas, reconocidas y adaptadas de la historia cinematográfica de Sherlock Holmes, la del sabueso de Baskerville, que nos pone en la terrateniente zona para darnos un cuento de orígenes sobrenaturales, con un perro fantasma que acecha a la familia Baskerville, sobre todo al nuevo heredero después de la extraña y misteriosa muerte del patrón y cabeza de la familia. El heredero viene y uno de los doctores y amigos de él decide contactar a Sherlock Holmes con el fin de que lo proteja, pues sabe que de alguna manera alguien tratará de matarlo. El asunto es que la cinta nos pone de inmediato en la mentalidad de Sherlock, dándonos una muestra del poder deductivo, sabiendo muchas cosas acerca de el invitado a través de su simple bastón para caminar. Luego nos movemos a la misteriosa tierra de Baskerville, donde hay un pantano mortal (que lamentablemente nunca es usado) además de conocer a todas las personas que viven alrededor, de las cuales obviamente una es la culpable (y tal vez sea la más obvia) de todo el asunto que implica matar al nuevo heredero. Aquí es donde la película cae un poco debido a la aparente desaparición del personaje principal de Sherlock Holmes, que se encuentra investigando por su propio lado todo el asunto. La película tiene una interesante fotografía y tomas espectaculares, como son todas las que contienen al famoso sabueso. La interpretación de Rathborne es magistral y habría de inspirar a todas las interpretaciones posteriores del maníaco detective. Una película entretenida, para pasar el tiempo, pero con un valor histórico del cual todos deben ser testigos.
8/10

viernes, 19 de octubre de 2012

#19 - Spookies (1986) (Nº 88)

La película que nos llega el día de hoy, gracias a los esfuerzos de James Rolfe de entregarnos videos día por medio para su Cinemassacre's Monster Madness, es un desastre, de acuerdo a lo que nos dice, un desastre con nombre y apellido iguales: desastre de producción. El video es divertido y nos habla de los mejores momentos de la película, lo pueden ver acá. Yo, por mi parte, voy a ver la película y les haré la crítica correspondiente.
Honestamente no tengo idea de qué es lo que vi. Vi dos películas, y en algún momento 3, diferentes que se mezclaban en distintos momentos, con diferentes sets de actores, criaturas de plástico y efectos especiales tanto cutres como impresionantes para le época. Secuencias memorables acompañadas por una serie de actores pésimos, las peores tomas, todo rodeado por un diseño de monstruos y criaturas realmente memorable para una cinta tan oscura como esta. Hay una escena en la cual una mujer asiática se transforma en una masa con dientes, muerde a un tipo que se encuentra atrapado en una tela de araña (supongo que la masa con dientes es una araña) y le chupa todo lo que tiene dentro, desinflándose su cabeza, como se puede ver en la imagen que puse ahí arriba. De pronto, hay fantasmas horribles y efectos especiales ochenteros, acompañados por una sensación que tuve desde el primer momento: trata de agarrarse de la fama y éxito en video y cines de la original "The Evil Dead" (1981), teniendo a un grupo de gente que se encierra en una cabaña o casa, siendo asediada por un monstruo o consciencia que les lanza monstruos cada cierto tiempo, terminando los mismos personajes convertidos en zombies y un grito final de "JOIN US!" es lo que me convenció finalmente de todo. Es una mala pélicula adornada con tantos malos y buenos divertimentos que no dan ni ganas de seguir hablando. No la recomiendo para nada.
4/10

jueves, 18 de octubre de 2012

#18 - Ye ban ge sheng (1937) (Nº 87)

La película para el día de hoy me tiene fascinado y a la vez consternado. Es la primera película de terror que veremos que no es de Estados Unidos y que no fue hecha con Estados Unidos en mente (como "Joey" (1985)  claramente lo era), así que me interesa de sobremanera, y también el hecho de ver una película hecha en China tan antigua y, más encima, de terror. Esta fue sacada de la lista maestra de películas de terror que tengo que ver, y que como siempre es seguida de manera cronológica. Vamos a la crítica.
Aquí contamos con una historia con estética oriental y a la vez un interés por tener una trama complicada y rebuscada dentro de su misma forma de contarse. Tenemos una atención especial a los lugares en que transcurre la acción (hay un travelling cerca del inicio del filme, donde nos muestran el teatro donde va a ocurrir la mayor parte de las escenas, teniendo tomas largas de rincones y lugares arruinados, entregándonos una pausa y un interés visual gracias a lo interesante de las imágnees encuadradas), además de una fotografía en blanco y negro exquisita, que la edad no hace más que realzar en cuanto a lo que queda a la luz y lo que se ha oscurecido, teniendo un claroscuro, zonas de sombra y de luz que recuerdan a las películas del expresionismo alemán, y de alguna forma esta cinta china viene a resumir la breve historia del cine de terror de manera visual y a veces temática gracias a las grandes escenas y melodramáticas secuencias de trama, algunas de sus páginas son sacadas de cintas anteriores de terror. La influencia acá es clara, sobre todo de parte de las películas de Universal y en específico las de Frankenstein (tanto la original del 1931 como su secuela de 1935). El director toma los mejores elementos de aquellos lugares y los pone en escena de esta Midnight Song.
El asunto es que, por lo menos, no se queda sólo en la referencia de cintas que son clásicos del cine de terror ya para ese entonces, sino que también logra poner en escena elementos narrativos y visuales que serían replicados en el futuro. Tenemos la figura del deformado a causa de un accidente y que es considerado inhumano, tratamiento y maquillaje que se verían replicados en la muy posterior cinta de David Lynch, "The Elephant Man" (1980), incluyendo el parlamento de que no es una bestia ni un animal, sino que es un ser humano. La película trata de un grupo de teatro que viene a realizar una ópera a un teatro derruido y a mal traer, en ese lugar, escondido se encuentra un ex cantante y actor de ópera que vino a hacer una gira a ese lugar, la cuestión es que ahí se enamoró de una muchacha, pero por ser del Kuomingtang, fue apaleado ferozmente por revolucionarios del Partido Comunista, resultando en quq quedara completamente deforme. Un cantante de la troupe nueva que ha llegado, tiene problemas para cantar, por lo que es ayudado por esta figura escondida, quien le pide ayuda para volver a contactarse con su amada. Es una historia clásica y melodramática sobre equivocos y que termina en un molino en llamas.
Es muy recomendable para ver la forma en que la influencia del cine de terror del mundo llegaba a la China pudiendo crear sus propias obras audiovisuales, la historia resulta interesante y es compleja en cuanto a la cantidad de flashbacks que ocupa para contar parte de los trasfondos de lo que sucede (algo revolucionario para la época, debido a su larga extensión). La cinta puede sentirse larga por esos mismos momentos sobre-explicativos, pero la película es hermosa visualmente y me pone feliz poder disfrutar y recomendar una cinta que no sea estadounidense para este mes del terror.
8/10

miércoles, 17 de octubre de 2012

#17 - Dracula's Daughter (1936) (Nº 86)

Otra día donde la Cinemassacre's Monster Madness nos entrega una película que ya he visto, no he criticado y tampoco me veo en la posición de hacerlo, es decir, no tengo por qué hacerlo. La película es "Teen Wolf" (1985) y el video lo pueden ver acá. Personalmente, creo que esta ochentera película es aburrida y ridícula, la presencia de Michael J. Fox es lo único que la ha salvado del total olvido, no tiene sentido, es fome y el final decepciona de muchas maneras en cuanto a lo que todos esperábamos de la película. Los dejo con mi nota:
5/10
A continuación, siguiendo con las películas de mi lista maestra de películas que tengo que ver de terror, les dejo con esta secuela directa de la casi obra maestra de la Universal, "Dracula" (1931).

Es increíble como en el tiempo de los años 30 se podía seguir una franquicia o serie de películas 5 años después, con tantas referencias a la película original, sobre todo después de hacer el experimento de revisar todas las películas de la serie de Frankenstein de la Universal, definitivamente esta cinta me sorprendió por la fidelidad visual e histórica al clásico original de 1931 protagonizado por Bela Lugosi, sin irse por el camino fácil de olvidar toda narrativa anterior y contar su propia historia, repitiendo hasta la muerte temas y personajes que ya no nos resultan atractivos (la razón por la cual la serie de Frankenstein fue paulatinamente volviendose mala y aburrida para llegar finalmente a pésima), sin embargo acá se decide a seguir la trama anterior inmediatamente después de que termina la anterior (obviamente, evitando toda mención a varios personajes que no pudieron volver) mostrándonos a Van Helsing salir de la cripta y siendo arrestado por la muerte del Conde Drácula. En eso, cuando los cuerpos están siendo llevados a un lugar, llega la hija de Drácula, la cual conoceremos que sufre de la misma aflicción de su padre, el vampirismo, por lo que va y roba el cuerpo de su padre para quemarlo en una hoguera mientras reza oraciones satánicas. Todas estas secuencias son grabadas con maestría visual y fotografía preciosa, la cual se repite a lo largo del poco más de una hora que dura esta preciosa película.
Además de una gran belleza visual, tenemos actuaciones espectaculares de los protagonistas, además de clásicos actores que vuelven a sus roles, como el maestro Victor Sloan en el papel de Van Helsing. La gracia de la cinta es que para los fanáticos de la original, ver las referencias tanto dentro de la historia como en término de planos, y finalmente en guión en cuanto a referencias de diálogo y las comparaciones entre distintos momentos interpretados por el Conde y ahora por la Condesa. La historia se vuelve perversa y de terror cuando nuestra mujer vampiresa empieza a sentirse terriblemente atraída hacia una joven de alta sociedad, a la cual empieza a drenar de su sangre lentamente, tal como ocurre en la original, pero para ella resulta un problema, lo conversa incluso con un sicólogo que le dice que lo siente y lo piensa como una aberración que la atrapa y que no puede evitar. Las referencias a la homosexualidad son claras en este caso, y pese a tener una visión arcaica acerca del asunto, tenemos entre manos la que es seguramente la primera cinta de vampiras lesbianas de la historia del cine mundial, y eso para una sociedad que ya se encontraba controlada por el Código más estricto del audiovisual, es un riesgo que se tuvo que tomar y que resulta muy interesante en su producto final. Otra de las grandes gracias es que se siente como la "Dracula" (1931) pero en reversa, para terminar todo en Transylvania con una secuencia poderosa.
8/10

martes, 16 de octubre de 2012

#16 - The Devil-Doll (1936) (Nº 85)

Hoy tenemos una nueva película de Tod Browning, salida de la lista de cintas de terror que aún no he visto. El terror me tiene cansado y ya oficialmente hemos pasado la mitad del mes. He tenido muchas buenas memorias y buena suerte, vamos que podemos terminar esto en una nota altísima. Leamos la crítica.
Hay un concepto muy interesante y provocativo para una cinta de la época, pero que no se explota completamente al ser llevado hacia otros cauces debido a la necesidad de drama, melodrama y tragedia de parte de cierto tipo de películas del Hollywood de esos años. Tenemos dos hombres que se han escapado de la cárcel, uno de ellos que tiene un pequeño invento: muñecos hechos con materiales vivos, que en definitiva se comportan como miniaturas conscientes, movibles y controlables de animales, personas u otros. Este cientñifico tiene un plan para vengarse de aquellos que lo pusieron en la cárcel, vistiéndose de señora anciana para vender esos muñecos como inanimados y finalmente ir planeando incursiones nocturnas de estos pequeños monstruitos para robar, atacar, matar, paralizar, y tantas otras cosas para forzar una confesión de parte de ellos. También metido en el asunto está el querer juntarse nuevamente con su hija, que lo odia profundamente debido a la vergüenza en que la ha dejado al caer en la cárcel. Lamentablemente, esa trama dramática está tan bien actuada y resulta tan atractiva de tantas maneras, que durante mucho tiempo resulta cien veces más interesante que todo el asunto con las personitas pequeñas.
Es una lástima que suceda así, pues los efectos especiales para la época son impresionantes, usando chroma key (de iluminación, algo dificilísimo en la época e incluso ahora) para realizar las miniaturas y la forma en que estas se mueven en el escenario resulta completamente revolucionario para la época, sobre todo para unos años en que la stop motion y modelos de "King Kong" (1933) se consideraron los mejores y los más importantes hechos hasta la fecha. El problema es que nunca llegamos a comprender completamente cómo es que funcionan estas máquinas o seres vivos o sea lo que sean, no hay una explicación satisfactoria, ni siquiera mágica para satisfacer mi curiosidad. En ese sentido me siento decepcionado de los elementos que más buscaba en esta película, y esperaba, finalmente, mucho más de Browning, pero qué se le va a hacer, nada es perfecto. Sin embargo, la técnica, las actuaciones y el drama son interesantes como para tener un producto competente entre manos.
7/10

lunes, 15 de octubre de 2012

#15 - Joey (1985) (Nº 84)

El terror nos afixia y nos atrapa, ya llegamos a la (casi) mitad de este mes del terror y nos preparamos ya para los días de Halloween que se nos vienen encima. Ha sido un mes hasta ahora bastante positivo en cuanto a las películas, aunque claramente hemos tenido meses mejores, eso nadie lo puede dudar. La película de hoy nos viene por cortesía de la Cinemassacre's Monster Madness, de James Rolfe, pero bajo el nombre de 'Making Contact', así que les dejo con el video que la critica, y yo por mientras, la veo.
Roland Emmerich es un director que no debe pasar desapercibido. Es de origen alemán y sus películas siempre son un golpe en la cara a cualquiera que las está viendo, ya sea de manera figurativa o no, sus películas son siempre tema de conversacion cuando salen. Ahora, no sé qué tanto impacto pudo haber causado esta, una de sus primeras cintas, una de terror sobre un muñeco animado, pero se nota que está hecha por él, porque tiene ese feeling bombástico de poner toda la carne a la parrilla, incluyendo las partes más asquerosas y repulsivas de la carne, para darnos un asado asqueroso pero siempre con el sello característico de Emmerich. La película es una mezcla de referencias y tramas ridículas de las películas recientes (en ese tiempo) de Steven Spielberg y George Lucas, poniendo incluso referencias factuales y visuales a esas películas, es por eso que cuando hablo de que Emmerich pone toda la carne a la parrilla, tenemos que esta, al ser una cinta alemana, se inspiraba, de alguna forma, en las cintas de esos dos directores para crear un éxito de taquilla en el país, a fin de asimilarse lo más posible a ese mundo (incluso sin decir dónde ocurre la historia, a fin de confundirnos y poder decir que sí, ocurre en Estados Unidos y no en Alemania), pero no sólo toma cierto tono y forma de filmar, sino que también toma las marcas y las figuras clásicas de las cintas y las pone en escena, una movida arriesgada y que resulta ser lo más interesante de la película (Darth Vader asusta a unos niños, y otro niño demuestra sus poderes síquicos atrayendo un vaso promocional de E.T.), que no tiene casi ningún sentido.
La película parte con una tragedia, la muerte de nuestro protagonista: Joey. No gastamos mucho tiempo más para notar que algo raro pasa: los juguetes y peluches de la pieza de Joey empiezan a cobrar vida, todo lo lleva a descubrir un teléfono que brilla y suena dentro de su clóset. Joey empieza a comunicarse con quien cree que es su padre, y a medida que pasa el tiempo va adquiriendo poderes telequinéticos, pudiendo encender fuegos, mover cosas y causar tantas otras en los objetos o en quienes lo rodean. Esto, supuestamente, es la forma que tiene un antiguo titiritero de pasar su poder a un niño con la finalidad de detener a un muñeco diabólico que se despierta en cuanto empiezan los poderes a aparecer. Acá está el problema, este niño empieza a comunicarse con este titiritero (pensando que es su padre) y empieza a recibir una cierta clase de poderes aunque no estamos seguros de que haya amenaza alguna, después aparece este muñeco (que también tiene poderes) para amenazar al niño, pero estas amenazas son débiles y tan evitables que no sabemos porqué no simplemente toma al muñeco y le rompe la cabeza de una sola vez. La película degenera en una copia de las películas de Spielberg de los años 80, mezclando elementos de tantos blockbusters que todo parece vómito vomitado.
Sin embargo, hay buena fotografía y un sentido de locura total que no se ve en productos hechos en Estados Unidos con más blandeza y menos fuerza. No es una buena película, fácilmente podría haber quedado en una cinta horrible, pero el auteur Emmerich, director de malas-buenas películas, logra salvarla con su atrevido visual. Más que salvarla... la mantiene interesante.
6/10

domingo, 14 de octubre de 2012

#14 - Werewolf of London (1935) (Nº 83)

Otro día y la locura sigue, el horror nos invade y nuevamente volvemos al pasado a seguir viendo las películas de terror de 1935 que aún no veo y que se encuentran en mi lista maestra de cintas de terror. Hoy tenemos el primer largometraje oficial sobre hombres lobo en la historia del cine (sin contar un corto que se encuentra perdido... o tal vez sea un largo, nadie lo sabrá hasta que se encuentre). Ah, cine, nos encontramos otra vez, vayamos adelante.

Pese a no ser la película de terror de la Universal más débil que he visto, puede que sea uno de las cintas más aburridas de esta casa de poder que siempre parece tener un terror efectivo, o actores interesantes interpretando a los roles. Voy a ser el primero en confesar que todo el asunto del hombre lobo me parece muy poco interesante, debe ser de mis monstruos menos favoritos de los más clásicos Universal. De hecho, hace ya varios Monster Madness, dije claramente que no fui muy fanático de ese clásico como es "The Wolf-Man" (1941) interpretado por Lon Chaney Jr. Ahora esta, como la primera película de hombres lobos hecha en Estados Unidos, tenemos leyendas y cosas casi cómicas que son tomadas con mucha seriedad. La película parte con una expedición al Nepal en búsqueda de unas flores raras para mostrar en sociedad, cuando nuestro científico protagonista es mordido por un hombre lobo que anda dando vuelta. La cosa es que al volver a su natal Inglaterra y está mostrando su flor especial, se da cuenta que la flor se abre y crece con la luz de la luna, al mismo tiempo que somos testigos de la transformación de hombre lobo más rápida y aburrida de la historia, lo mismo que el maquillaje más fome de todos.
El problema principal es que el hombre-lobo no es una bestia, es mucho hombre y poco lobo, lo único que lo delata es su rostro, porque el resto del cuerpo sigue siendo normal, y eso me aburre. Además, tiene memorias e incluso, dado un momento, empieza a hablar como si fuera la cosa más normal. Aparte, nadie me va a decir que ver a un hombre lobo con ese gorro como de obrero fracasado. La cosa es que finalmente se torna una película aburrida tanto visualmente como temáticamente, por la razón de que lo único que pasa es que trata de matar a su esposa, y todos tratan de evitarlo, y de eso se tratan los últimos minutos. Aburrición. Sólo un par de decisiones nuevas o clichés para la época, pero que resultan interesantes, dejan que no sea un desastre completo, sino mas bien algo que deja con ganas de más. Con razón pasaron 6 años y la película fue hecha nuevamente con maquillajes extraordinarios... pero tal vez la misma mitología poco interesante.
6/10

sábado, 13 de octubre de 2012

#13 - The Stuff (1985) (Nº 82)

Otro día más y la locura que nos rodea aumenta, las películas se vuelven más demenciales a medida que los años 80 y 30 avanzan, como lo hemos estado haciendo por estos días, y debo decir que esta película me tiene completamente intrigado. Entregada a nosotros por la Cinemassacre's Monster Madness, tenemos esta ochentera película que critica en este video, que mientras ustedes ven, yo veré la película y les contaré cómo me fue con todo el asunto.

Tenemos entre manos una cinta demasiado interesante en muchos términos. Primero, es una película que exhuda de toda la forma de vivir estadounidense de forma capitalista durante los años 80, sobre todo en cuanto se refiere a su manera de consumir, posicionar y vender un producto, en este caso, un misterioso helado blanco de sabor irresistible y que tendría una conciencia más allá de sí misma (comunitaria y a la vez individual) que produce, al ser consumida, un lavado de cerebro que hace que las personas quieran consumir más y después obligar a otras personas a comerlo. Es en este mundo en el cual se posiciona esta cinta de Larry Cohen (el mismo director de la anteriormente criticada "Q" (1982) y que también resultaba interesante). Ahora, ese interés se ve en la forma de construir, editar y mostrar la narrativa, haciendo historias paralelas sobre la experiencia del producto denominado "The Stuff", mostrándonos experiencias de un niño que se niega a comerlo luego de que lo vio moverse, y de un espía industrial que busca saber qué es lo que tiene el producto, a fin de poder copiarlo... demostrando, de alguna manera, una faceta típica de las cintas ochenteras por un lado, y luego, entrando a un contorno más político-económico por el otro. Todo esto cortado y haciendo las transiciones a través de comerciales que promocionan el helado mágico que te mata por dentro, esto hasta el momento en que la publicista de todo el asunto se mete con el niño y el espía para tratar de descubrir qué es lo que pasa.
Suena fascinante, y por mucho rato lo es, pero cierta flacidez y mal ritmo de montaje hace de la experiencia algo mucho más largo de lo que debería haber sido. Pese a no pasar la hora y media, la cinta se vuelve larga y tediosa desde el momento en que todo confluye y la película se trata de cómo descubren que la sustancia es alienígena, así como todo el asunto de destruir la fábrica que lo produce... luego vuelve la diversión, pero nuevamente se estanca aquí y ahí, dándonos varias oportunidades para terminar la historia, pero que no se hacen físicas. La cosa es que pese a que pasamos tanto tiempo tratando de descubrir qué es la sustancia, nosotros ya podemos adivinar que es maligna y que no es de este mundo, pero tampoco llegamos a saber mucho más, le gritamos a la pantalla para que los protagonistas dejen todo de lado y vayan directo a advertir al público. Es en esa advertencia al público cuando la moralidad del mensaje de la cinta y su metáfora/condenación al capitalismo y en especial a la comida chatarra se vuelve un tanto oscura y políticamente complicada, pero creo que el que haya ido por esa ruta es admirable en su propio mundo, aunque no sea de mi completo agrado.
Recomiendo esta película con cautela, no muchos van a soportar ver una película y en serio cuando se torna a veces mucho una comedia de situaciones sobre ellos enfrentándose a The Stuff, sobre todo en las secuencias finales. Sin embargo, si puede pasar muchas cosas por alto, puede que sea más profundo que la mayoría de lo que ha visto en esta semana.
7/10

viernes, 12 de octubre de 2012

#12 - Mad Love (1935) (Nº 81)

Otro día pasa en nuestra lista personal, esta vez por que hoy no tenemos crítica de la Cinemassacre's Monster Madness, como ya hemos visto, día por medio tendremos una nueva. Así que avanzamos a esta, la primera película de Peter Lorre en Estados Unidos. Vamos a ver cómo nos va.

Karl Freund vino desde Alemania para refugiarse en Estados Unidos y seguir trabajando en las películas, tal como lo hacía en los tiempos de la Alemania expresionista. Siguió siendo director de fotografía, que era su trabajo principal, pero con el tiempo se fue demostrando como un buen director, sobre todo después de reemplazar a Tod Browning en la filmación de algunas de las escenas de "Dracula" (1931), lo cual captó la atención del estudio, permitiéndole realizar una serie de películas durante un corto período de tiempo, las cuales estarían destacadas por su cuidado visual y sus semejanzas con el expresionismo alemán. Este grupo de películas termina con esta, la última película que dirigiría Karl Freund (aunque él seguiría como director de fotografía hasta pasados los años 50), la cual a su vez sería la primera película del actor alemán Peter Lorre en Estados Unidos, lugar al cual también habría venido para refugiarse de las atrocidades que se estaban cometiendo en ese entonces. El resultado de esta mezcla es una obra que si fuera hablada en alemán, se confundiría fácilmente con las mejores cintas de esa época dorada del cine mundial, pero lo que tenemos es un producto audiovisual de grandes características artísticas y enormes actuaciones que la hacen una obra maestra del género de terror médico.
La historia puede sonar conocida para algunos, un doctor famosísimo (interpretado por Lorre) está enamorado de una actriz que se ha casado con un famoso pianista llamado Orlac. La desgracia ocurre en cuanto el doctor es despechado por la actriz: el tren por el cual viajaba Orlac para encontrarse con su esposa y, finalmente, tener su luna de miel, se descarrila y choca, destruyendo las manos del eximio pianista. La actriz no tiene a quién acudir, entonces encuentra nuevamente a su doctor-admirador, el cual le dice que no se preocupe, que ha encontrado la forma de reinjertarle sus manos. Lo que sucede a continuación es escabroso, esperando la ejecución de Rollo, un hombre que lanza cuchillos en el circo y que mató a alguien, se roba el cuerpo y le pone las manos del asesino a Orloc. No falta mucho tiempo como para que las manos empiecen a reaccionar por sí solas y a lanzar cuchillos como si no fuera mañana, todo gracias a la maníaca obsesión amorosa que tiene el doctor por la actriz, que haría todo por lograr la separación y quedarse con ella. Es una historia retorcida y llena de asesinatos, figuras de cera, actuaciones increíbles y secuencias realmente horripilantes (la "reaparición" de "Rollo" es una de las más memorables y escalofriantes).
Una gran calidad técnica en la fotografía sería algo casi innecesario de decir, siendo una cinta de Freund, pero es necesario decir que es de las mejores cintas de terror en términos de fotografía y actuación de toda la historia del cine americano. Un gran valor y enorme descubrimiento, muchas más personas la deberían ver y caer bajo su hechizo.
9/10

jueves, 11 de octubre de 2012

#11 - Mystery of the Wax Museum (1933) (Nº 80)

Esto es algo que medio esperaba, aunque nunca creí que pasara tan pronto. La crítica que toca para el día de hoy es la que la Cinemassacre's Monster Madness de James Rolfe nos diga que hay que ver, pero como la gracia de esta instancia es ver películas nuevas día a día, y a la vez tener un total de 31 críticas al final del mes. La cosa es que la crítica del día de hoy es para "The Toxic Avenger" (1984) y ustedes pueden ver el excelente video acá. El problema es que, primero, ya he visto la película y me gusta, pero lo más importante y segundo, es que ya la critiqué. incluso en esta nueva instancia de los 100 Días de Terror, y la pueden leer acá. Entonces, como se ha hecho en otros años, se seguirá con la lista maestra de películas de terror por ver, así que los dejo con un avance en un año con esta cinta que tiene varios remakes en su historia del cine.


Habiendo ya visto la clásica y entretenidísima "House of Wax" (1953) protagonizada por el maestrísimo talento que es Vincent Price, ver esta pelicula puede tener varias reacciones en tu cuerpo, todas las cuales se representaron y aparecieron en mi cuerpo. Primero era la familiaridad, pues la película sigue muy fielmente todas las escenas claves de su remake de 20 años después, e incluso repite algunas de las imágenes más sugerentes, lo cual produce algo de aburrimiento y decepción con respecto a la cinta que viene años después. No me ocurrió lo mismo que cuando vi la cinta del día de ayer, cuando uno nota la originalidad de las imágenes y las aprecia por lo mismo, acá, pese a yo saber que se trataba de lo mismo pero que esta era primero, no podía sino pensar en que resultaban mucho más lindas en una fotografía que no fuera la limitada (pero aún así, a veces interesante y hasta bella) del Two Strip Technicolor, que significaba que los únicos colores disponibles para pintar las escenas era el rojo y el verde, cuyas diversas combinaciones dan un tono monótono a la cinta, comparado con el color explosivo y que se hace ver de la versión de 1953. Sin embargo, aunque falle en el aspecto visual, aunque sea en parte, tiene varias escenas muy interesantes en ese apartado, al mismo tiempo que edición un tanto novedosa, hay otros elementos que se destacan y la hacen diferente e interesante.
Nos encontramos ante una película que se denomina Pre-Code, es decir, hecha justo en un momento del cine en el cual el código de conducta de lo que se podía o no podía mostrar existía, pero no era forzosamente puesto en práctica, y no pasaron muchos años antes de que empezara a haber censura y exigencia de cortes. Pero durante ese período previo a la era oscura del cine, tenemos una gran cantidad de películas atrevidas, que se atreven a mostrar la realidad, la crudeza, la violencia y los vicios del ser humano. En este caso, tenemos una toma particularmente explícita de un cuchillo entrando en el pecho de alguien que ya está muerto, pero que resulta, de todas maneras, muy chocante para todos los que la observaron en su tiempo, seguramente. También hay referencias a drogas y a la vida sexual de los personajes, incluyendo una breve aparición de una revista de "relatos sucios" que uno de los policías lee mientras le habla nuestra protagonista, una mujer que nota que hay algo extraño ocurriendo con la aparición de este nuevo museo de cera. La historia es básicamente la misma que la del remake que se lanzaría 20 años después: un maestro artista en la cera busca venganza con las personas que hicieron que su museo original se destruyera en un fuego. Lo que hace es tomar cadáveres de personas parecidas a los famosos que hace esculturas y los pone en un baño de cera, lo terrorífico es que hace matar a esas personas para conseguirlo.
Es una película interesante para comparar, pero que no recomiendo ver muy seguido después de su otra versión porque puede aburrir, pese a que yo vi esta versión más antigua al menos un año después de la del 53, aún así me choqueó lo similares que son.
8/10