domingo, 13 de diciembre de 2009

Las obras maestras de los Mejores Directores del Cine



25. Ed Wood (1994) c/ El ángel exterminador (1962)
La máxima expresión de la creatividad de dos directores muy distintos (Tim Burton y Luis Buñuel), pero con estilos que mantuvieron firmes a lo largo de su carrera, estilos que no permitían que se vieran influenciados por etiquetas, productores, guiones, censura o contrataciones. Las dos películas, otra vez, no comparten más que su fotografía en blanco y negro, la verdad es que ya no veo las conexiones que alguna vez hice, pero obviamente lo que dije de no sentirse presionados por los demás es algo que se replica en ambas películas, pero mucho más claramente en Ed Wood.
Ed Wood es la historia del peor director de la historia del cine, o al menos le dan ese calificativo, su nombre es Edward D. Wood Jr., y su pasión es el teatro, el cine, la ciencia ficción, le terror, la literatura y la escritura... esperen un momento... esas son mis pasiones también. ¡No puede ser! La película es una visión hacia el futuro... ¡No! Eso es genial, creo que acabo de encontrar la razón por la cual la película conecta de manera tan directa conmigo, es una cuestión de simpatía. Sin duda que carezco de la pasión efervescente por aquellas cosas al nivel que la tenía Ed, pero a grandes rasgos somos muy similares, salvo que yo no soy un travesti.
Lo interesante de Ed Wood, relacionado con esa misma pasión, es que sin importar los obstáculos que tiene por delante, las restricciones y su propia condición, no deja que su estilo y forma de hacer las cosas, por muy malos que sean, cambie. El mensaje es seguir tus sueños, sin importar como queden, pues cumplidos es mejor que dejar por cumplir.
El ángel exterminador es una película extraña. Parte con los sirvientes de una gran mansión, desesperados por salir de ahí, amenazados con ser despedidos, arrancan sin pensarlo dos veces. A la casa llega un grupo de gente de alta sociedad (que entran dos veces por la puerta), hacen un brindis (repetido luego), se mueven a un lugar a escuchar el piano y se quedan a dormir ahí. A la mañana siguiente no pueden salir, tienen las puertas abiertas, pero algo dentro de ellos les impide salir.
Este es el caso casi contrario al anterior, donde las restricciones propias de las personas impiden que cumplan lo que quieren hacer, acaso es su condición social aventajado la cual los vuelve torpes, lentos, poco decididos, estúpidos, lujuriosos, cansados, muertos, inermes, y Buñuel así lo quería.
Ed Wood (1994)

El ángel exterminador (!962)

Con mi dedo entintado, veo Monty Python. Rima.