martes, 9 de agosto de 2011

S. Darko (2009)


¿Quién no podría ser reacio a la idea de una secuela para una de las películas más conclusivas de la historia del cine? ¿Cómo puedes hacer "Donnie Darko 2" sin sonar como un bendito estúpido? Quiero decir, al final de "Donnie Darko" (2001) tenemos a una familia destruída y al protagonista muerto luego de un increíble periplo espacio-temporal confuso en la mejor manera imaginable, los problemas se resuelven, la muerte de Gretchen, de la madre de Donnie (Rose), de la hermana de Donnie (Samantha) y de Frank, se han evitado completamente gracias al viaje realizado para estabilizar el universo tangente que ha salido. No puede haber mejor cierre que el de una familia destruida, pero a salvo de la muerte, sin saber qué es lo que les ha golpeado, sin saber las experiencias increíbles que ha vivido su hijo para que puedan estar bien, una secuela sería impensable.
Pero obviamente la compañía que es dueña de los derechos de "Donnie Darko" (2001) no es estúpida como para hacer una secuela directa, con la participación de Jake Gyllenhaal o de Richard Kelly en alguna forma. No, simplemente se aseguraron de tener a la actriz Daveigh Chase, que interpretó a Samantha Darko en la película original y decidieron hacer otra historia completamente alejada a todo lo que significaba "Donnie Darko" (2001), simplemente imitando a su vez todos los grandes elementos que tenía ese filme. Lo que nos queda es un montón de intentos de imitaciones de escenas que en algún momento en su contexto original resultaban impresionantes, pero acá no son más que pálidas reconsideraciones que no se ve bien, se siente repetido y hecho sin la misma cantidad de talento o cariño puesto a lo que se está contando.
La gracia de esta secuela, supuestamente, es que ocupa la misma mitología del libro "Filosofía de Viaje en el Tiempo" de Roberta Sparrow, pero la película se narra desde la perspectiva del muerto manipulado. La historia se sobre complica cuando nos encontramos que estos sucesos "raros y poco frecuentes", como es el de la aparición de un universo tangente se suceden de forma paralela una dentro de otra y con personas directamente relacionadas. Si eso no es saltar el charco, no sé lo que sea. Pero no creo que la idea de una secuela hubiera sido completamente horripilante si es que hubiera sido tomada de otra forma. Si el fin no hubiera sido imitar completamente cada uno de los símbolos icónicos de la película de culto del año 2001, y hubiera sido un ente independiente, completamente no relacionado con el viaje en el tiempo, sino con otro tipo de fenómenos... tal vez hubiera sido decente ver más de estas películas, cómo la familia se sostiene después de la muerte de uno de los hijos, un drama sobrenatural.
La película no merece ni ser contada, porque trata de la "rebelde" Samantha Darko en un viaje en auto que la lleva a un pueblo llamado "Conejo" (JAJAJAJA, NO ES GRACIOSO), donde una lluvia de tesaraks (cubos cuadridimensionales) provocan la aparición de un universo tangente basado en un rechazado pariente lejano de Roberta Sparrow que se parece demasiado a Jake Gyllenhaal y que se hace una máscara de metal para poder volver en el tiempo y morir en manos del tesarak que cae. Mientras tanto, Samantha Darko muere y vuelve a vivir gracias a una amiga que se mete en otro universo paralelo al atropellarla y dejarse morir junto a otras personas para que ella sobreviva. Sé que se ve que no tengo ánimo en explicar detalladamente qué es lo que pasa, pero es que no tengo ningún ánimo. Los curiosos, terminarán viéndola, pero yo no quiero volver a exponerme a tanta basura y tanto intento fallido otra vez.
Espero que esto sirva de advertencia a todos los que leen esto. Amarán más "Donnie Darko" (2001) si saben que esto nunca existió.

2 comentarios:

iñaki goldaracena dijo...

Recuerdo que esta película me gustó cuando la vi. Sí, sé que es pésima y que no tiene ningún sentido y que la historia es ridículo y es un patético intento de recapturar el éxito (de culto) de Donnie Darko. Pero a pesar de todo nunca me sentí ofendido por ella y encontré que la atmósfera y el tono eran parecidos a la Darko original, y eso ya es algo.

Jaime Grijalba dijo...

Yo creo que una secuela podría haber funcionado, si es que en su mente no hubiera estado el simple hecho de lucrar e imitar simplemente a la mejor película de la historia del cine. La atmósfera está bien, pero no es suficiente, y el tono estaba completamente equivocado, muchas veces se sentía como un Donnie Darko juvenil para todas las edades y de repente se ponía muy serio y luego confuso y tratando de hacer comentario sobre la Iglesia, y qué sé yo. Basura Pura y Dura.
Estás en mi blogroll como "Pasadito de los 17".