domingo, 18 de abril de 2010

Cliché Americano


12. Bowling for Columbine (2002)
Todo lo que pienso, digo, reclamo, predigo, repugno acerca de los gringos, norteamericanos, estadounidenses, se debe a esta película. No quiero decir que la película me haya transferido su opinión con un control+c control+v como si me hubieran lavado el cerebro. Primero porque el documental en sí habla de ciertos aspectos que caracterizan a los gringos, pero no de todos acerca de los cuales tengo una crítica o visión negativa. Y segundo, porque no soy ningún idiota que acepta cualquier hecho que me presenta Michael Moore, el mejor documentalista que ha tenido la historia del cine (no, creo no exagerar).
De esta película es donde yo saco el estereotipo del idiota americano, del white trash, de los que se ponen en su porche con una escopeta para dispararle a quien se acerque a su propiedad. Es cierto, acepto que no todos los gringos son así, pero conozco a dos y al menos uno de ellos tiene el prototipo de miembro de la NRA, fascista, ultraconservador, que odia a Michael Moore por no tener "hechos" y estar controlado mentalmente por los comunistas (se los juro). Por que hablar de esta película o de Michael Moore en forma general es hablar de política, es imposible no hacerlo, es como pedirle a un escritor que no se vea influenciado por la época en que vive, es lo mismo.
Hablamos de una posición política liberal, una que busca que el hecho de pensar de cierta forma o el hacer algo no sea penado moralmente por el puro hecho del miedo a ser diferente, una especie de represión cultural, que es lo que les pasó a los dos jovencillos que empezaron la matanza de Columbine hace ya varios años, estado que se vio aumentado ahora con el miedo que se vivía a cada segundo en Estados Unidos luego del atentado a las Torres Gemelas. Esta represión cultural es lo que llamamos bullying cuando somos pequeños y aislamiento profesional/social cuando somos adultos, viene por el hecho de "no ser como los demás" o "no ser como deberías ser".
Son estas categorías sociales que finalmente terminan en la violencia, sobre todo cuando esas personas son tan reprimidas que no pueden soportarlo más. Lo más revelador es cuando el narrador (Moore) se pregunta qué tiene de especial Estados Unidos para que se produzcan tantas muertes por armas de fuego que en el resto del mundo, muchos argumentan a causa de su historia violenta, pero eso no lo responde completamente. Yo personalmente creo que se debe a la represión cultural, que esencialmente deriva de un capitalismo excesivo, como el que se vive en ese país.
La película además de tener un mensaje claro y fuerte para los mismos gringos, es un mensaje que me llegó muy fuerte a mí también, pues veo que paulatinamente nos estamos convirtiendo en un estado parecido, en los tres ámbitos que nos muestra Moore en sus tres películas: armas/delincuencia, seguridad/terrorismo y salud. También tiene imágenes fuertísimas, como la protesta en el supermercado, o la conversación con Charlton Heston.
Este es el mejor documental que he visto, los documentales de observación no me atraen realmente el verlos (pero extrañamente sí el hacerlos).