miércoles, 7 de mayo de 2008

Miércoles de Cuentos: El Nuevo Decálogo del Escritor


Tal vez no es un cuento, pero es divertido, basado en la clase de Escritura.

Emulando, tal vez, al Decálogo del Perfecto Cuentista (lista generalmente leída por wannabe writers, con el fin imposible de mejorar lo que “escriben”) y a Los Diez Mandamientos de la religión judía y católica, escribo este decálogo para escribir cuentos o ensayos que, quizás, algún pobre infeliz tenga que entregar los lunes de todas las semanas.

Amarás a Borges y a Cortazar por sobre todas las cosas, pues ellos son los que te sacaron de la tierra de la ignorancia. Si te gusta uno y no otro, no puedes escribir y decir que eres escritor.
No existirán otros escritores ante Borges y Cortázar. No puedes llegar a detestar a ninguno de ellos, pues han escrito cosas que tú ni en tus sueños llegarías a escribir; y si lo haces, serás maldecido hasta tu tercera y cuarta obra.
No te basarás en ninguna idea ni obra de ellos para hacer la tuya propia, pues vendrá Rojas y el Tribunal Institucional contra el Plagio (TICEP) y caerán sobre ti como la Inquisición Española sobre una machi.
Recordarás el día de entrega, los lunes de todas las semanas. Trabajarás los seis días anteriores y entregarás, a la hora concertada, en el séptimo. Si por alguna razón olvidaste hacerlo, no te preocupes, puedes sacrificar tus mañanas de domingo al deporte o hacer un paseo por Santiago como forma de compensar esta falta.
Honrarás al relleno y a las metáforas inútiles, para que se prolonguen tus ensayos por párrafos y párrafos hasta el final de la plana, con la bendición de Jorge y Julio.
Matarás a tus personajes cuando se vuelvan aburridos para tus lectores o cuando se hayan encariñado mucho con ellos.
No cometerás el horrible error de usar fórmulas prediseñadas de escritura que vengan en libros de quince dólares. Este error te puede llevar a la dependencia de estas artimañas para engañar a la imaginación, volviéndote en un simple y ordinario Dan Brown.
No plagiarás a ninguna fuente externa a la de tu cabeza sin antes citarla debidamente. Ante esta falta, aplíquese la misma consecuencia que a la del Tercer Mandamiento.
Criticarás a todos los que tengan una idea contraria a la tuya, sobre todo si entre esas personas está Rojas. Está permitida toda clase de crítica contra Rojas, ya sea en materia religiosa, política, de sus variadas columnas en revistas que generalmente no son del agrado de la mayoría actual o de cualquier otra índole.
No desearás el ensayo de tu prójimo, ni sus ideas, ni su cerebro, pues otros son más iluminados que tú y fácilmente pasarán este ramo con más de un cuatro.

Nota: 6.5

3 comentarios:

paula.- dijo...

IM THE FUCKING FIRST ONE !!!

Pocholotron dijo...

yo soy segundo ,pauly de mierda me robó el 1ro... nunca se lo perdonaré :@
y RECUERDEN MIRAR LA PALMERA...

jufux dijo...

acaso soy solo yo el q piensa q grijalba quiere recuperar el amor de las kawaii poniendo imagenes de anime en sus entradas ???


ojala lo logres men


saludos y espero q el innombrable no meta sus narices (porq tiene mas de una) por aca...