domingo, 7 de junio de 2009

Lucha contra el Estado: ¿Tiene sus frutos?


50. V de Venganza (V for Vendetta) (2005) c/ Estado de Sitio (État de siège) (1972)
¿Qué es lo que obtenemos al enfrentarnos a las autoridades? ¿Gloria? ¿Triunfo? ¿Desilusión? ¿Amargura? ¿Muerte? ¿Libertad? Depende de muchos factores de por sí, ya sea la situación que ocurre en el momento, la popularidad de los gobernantes, la fuerza e inteligencia de los que luchan... pero, después de todo, sin importar si se gana o se pierde, ¿vale la pena? Aquí tenemos a dos películas, ambas con revoluciones que implican un ataque directo al Estado, ya sea a través de explosiones o secuestros, ambos métodos criminales (no se puede negar) indican la desesperación de un grupo de personas por respirar y salir de una opresión constante. Estas revoluciones pueden llegar a triunfar, pueden destituir a un gobierno o eliminar uno de sus miembros más importantes, pero qué viene después de eso es la pregunta primordial. En el caso de Estado de Sitio, sí se muestra qué es lo que pasa después, lo cual le da más puntos a la hora de solucionar este problema. Eso fue lo que sucedió con el comunismo, sabía lo que debía hacer después de la revolución, pero ese "plan maestro" no se adaptaba para nada a los países que estuvieron bajo ese influjo ideológico, pues el plan pensado por Marx estaba dirigido para países como Alemania o Inglaterra, donde la revolución tenía que darse de manera natural. Por ejemplo, en "El Acorazado Potemkin" (1925), muestra cómo los marinos deciden rebelarse contra sus superiores por la mala calidad de la comida, lo cual se podría considerar natural, pero no hay que olvidar que esta película no es más que propaganda, los hechos pueden estar sacados de contexto, y es una de las razones por las cuales no la verán en la lista. Pero, ahora fijándonos en V de Venganza, se puede ver claramente que una cruzada puede llegar a parecer individual o aislada (como el lamentable accidente que sufrió el joven anarquista hace unas semanas), pero con el tiempo y al volverse visible la forma de pensar, lo que quiere ese individuo, logramos apreciar que ese mismo sentimiento está dentro de nosotros y dentro de muchos más, por eso la escena en que todo Londres se enfrenta a los militares es tan poderosa, porque se olvida del individuo, pues ese individuo no es más que una Idea, una metáfora se podría llegar a decir. Pero la pregunta aquí es si tiene frutos, si el hecho de una revolución total implica un real cambio. Yo diría que no, sobre todo esto se ve en Estado de Sitio cuando secuestran al agregado de Comunicaciones de la Embajada de Estados Unidos, el cual en realidad entrena a la policía uruguaya para torturar (ojo: esta película fue filmada en Chile durante el gobierno de Salvador Allende, cuenta con la actuación de muchos actores chilenos en ese tiempo muy jóvenes, como Tito Noguera, en la película es fácil reconocer lugares, autos, micros, edificios, lo cual lo vuelve todo más triste al verlo tan parecido a lo que ocurrió tan solo un año después). Pero esto queda en sus manos, ustedes vean si una revolución vale la pena, si seguirá todo igual, o no. Yo sólo muestro aquí mis opiniones basadas en estas películas, una basada en hechos reales y la otra una fábula de ciencia ficción.
V de Venganza

Estado de Sitio

1 comentario:

p. dijo...

jaime te pasaste con esta entrada... me encanta después de leer sentir que algo en alguna parte de mi cuerpo quedó desacomodada. besos.