domingo, 29 de noviembre de 2009

When the Times Collide


27. Doce Monos (Twelve Monkeys) (1995)
Seguramente en la lista de todos ustedes de las mejores películas de la historia del cine tienen a este filme por ahí, ya sea escabulléndose entre los últimos lugares o incluso en sus top tens de lo mejor de lo mejor, o en sus 50s, hay gente que la califica también como la mejor película de viaje en el tiempo de la historia.
Ahora, como se dan cuenta, a mí también me encanta, pocas películas llegan tan arriba cuando tratan viaje en el tiempo, cosa que a mí me encanta cuando está hecho de una manera correcta, nueva o entretenida, como ocurre en esta película, donde el viaje se pone en duda debido a la capacidad mental de nuestro protagonista, tal vez se lo está imaginando todo (como en K-PAX). Pero, no puedo considerarla, ni por lejos, la mejor película de Terry Gilliam (el director) o menos la mejor película de viaje en el tiempo, pues no lo es.
Esta película, cuando la vi, estaba listo para posicionarla entre las primeras diez, esperaba, como dice Miguel Ángel en un sketch de Monty Python: "the mother of a blow-out", algo que desafiaría a Donnie Darko mismo en su puesto de oro a la cima de la montaña, dejando en ridículo a las películas de Terry Gilliam (que ya son ridículas, pero en buena) y a las películas de viaje en el tiempo en sí, pues siempre salía primera en las listas... pero no.
Aunque sigue siendo una de las mejores películas de la historia, la mejor película de Bruce Willis, la mejor película de Brad Pitt, en comparación con las obras maestras que están más arriba, es mas bien decepcionante. No hay duda de la cantidad de maestría técnica y detalle riguroso que hay en esta película, es una de las grandes de la ciencia ficción, te sientes animado, entretenido y confuso... pero, no es para nada ni la mejor de viaje en el tiempo ni la mejor de Gilliam.
Podría considerarse esta película la más "convencional" de Terry, si es que se puede decir eso. Esto se ve por el gran presupuesto, los detalles de los sets, los actores: Pitt y Willis, la historia con un tema que sin duda atrae, mensajes ecologistas, esta fue la que agradó al público, incluso fue nominada a dos oscares, hasta ahora los únicos que han sido nominados a una película dirigida por Gilliam, por mejor actor de reparto (Brad Pitt) y mejor vestuario (?), no ganó ninguno, pero qué importa, todos sabemos que esta es la mejor actuación de Brad, después vendría la de Burn After Reading y después Inglorious Basterds.
Creo que me fui a la punta, he criticado esta película en vez de apreciarla por lo hermosa que realmente es, pero debo decirlo: es buena, pero no es la mejor, hay 26 (ó más) más que le esperan encima, contra ellas no hay opción, pues nos estamos acercando a las 25 primeras, las mejores, las verdaderas Obras Maestras del cine, creo que debemos prepararnos para unas 26 semanas (6 meses y medio) de grandes imprescindibles.
Eso sí, este es un remake de una película hecha con fotografías de un francés, llamada La Jetteé, que no he visto, pero creo que no vaya a ser tan buena como esta, sobre todo por las fotos en blanco y negro. La que quiero ver es Sans Soleil de ese director, se ve buena pese a ser documental, jeje.

1 comentario:

Fincher dijo...

Qué peliculón. Y qué cineasta en todo el sentido de la palabra que es Terry Gilliam. El otro día vi "Strange days" (buena peli) y me recordó harto al cine de Gilliam, pero también me hizo ver que es muy difícil alcanzar tal grandeza, pese a que se le asemeja en momentos con cierto aire épico.