domingo, 28 de febrero de 2010

#3 District 9


District 9 (Neill Blomkamp)
Nuevamente pido disculpas a los que leyeron mi entrada en las mejores del 2009 sobre esta película, nuevamente la usaré para guiar mi crítica y análisis.
Esta fue la gran sorpresa del año, la pequeña película "independiente" que pudo. Teniendo un presupuesto tremendamente menor comparado con otras películas de ciencia ficción y marcianos, logrando gracias a eso, recuperar todo el dinero y hacer muchas veces más la inversión de Peter Jackson, que fue el que puso la platita para hacer este filme, cuando la versión de Halo que estaban preparando entró en un ciclo sin fin. Contemos un poquito esta historia, basada en un cortometraje anterior del mismo director.
Una tremenda nave espacial flota sobre Johannesburg, Sudáfrica y nadie sabe de dónde viene, dentro encuentran unas criaturas desagradables tipo langosta que se les pone el nombre de Prawns. Ellos son aislados del público por su actitud con tendencia a la violencia, así como por el rechazo generalizado que provocan en las personas, por lo que son puestos en el Distrito 9, justo bajo la nave. Wikus van de Merwe de la MNU es el encargado de trasladar a estos extraterrestres del Distrito 9 al Distrito 10, a través de órdenes escritas de desalojo, en una maniobra completamente ilegal que pretende encontrar las armas extraterrestres, las cuales no pueden ser usadas por los humanos. Todo esto cambia cuando un extraño líquido alienígena es rociado a la cara de Wikus durante la redada y empieza a sentir cambios en su cuerpo.
Dando una pequeña mirada a la trama se pueden empezar a ver los trasfondos de la trama, el hecho de que la historia sea en Sudáfrica, dirigida y escrita por alguien que vivió ahí, dan una serie de pistas acerca de lo que se nos está contando. El aislamiento alienígena, con respecto a los humanos, el rechazo y la forma de tratarlos, las construcciones y el estado en el que viven... el hecho de que no tuvieron que construir muchos sets, da mucho en qué pensar, casi todas esas cabañas existen y están ahí.
Cualquier persona que sepa un poco de historia podrá ver las similitudes con el Apartheid, tiempo en Sudáfrica durante el cual a los negros se les mantenía separados de los blancos, gracias a la construcción de guetos donde florecía la delincuencia y las enfermedades, pero también una búsqueda de libertad y un resentimiento. Para los más perspicaces hay ciertos elementos del filme que pueden producir mayor satisfacción, como el personaje principal, que es claramente descendiente Afrikaans, por su fenotipo y forma de hablar, quienes fueron los principales causantes y promotores del Apartheid.
La película está llena de esos momentitos y esos detalles que hacen todo muy bonito y agradable, una verdadera delicia para un fanático de la ciencia ficción como soy yo, sobre todo cuando te cuentan la historia como un documental, con entrevistas a personajes mezcladas con metraje de la redada con Wikus hablando a cámara, o grabaciones de cámaras de vigilancia, muy al estilo de lo que fue en Frost/Nixon, que era un documental sin las personas que lo vivieron, sino que con actores para reemplazarlos.
Otra cosa que sorprende es que con un presupuesto relativamente bajo, comparado con el de Transformers 2 (por poner un ejemplo inocente -.-), resulta tener efectos especiales excelentes, de los mejores que he visto en mi vida, pues resultan ser FOTORREALISTAS, pues se mezcla personas reales con lugares reales, pero alienígenas falsos. Las historias detrás de cámara son fascinantes, pues no hubo en ningún momento un stand in para ningún alienígena, todo fue creado después de ser grabado, todo se ve muy natural, lo cual se agradece, mucho más que un montón de metal que se dobla y se contorsiona sin mucho que ver (:B).
Y si hay una cosa que de verdad me sorprendió fue la actuación del personaje principal, hecha por Sharlto Copley, que es sin duda la segunda mejor del año (primero Nicolas Cage y si no me cree vea Bad Liutenant), con tantas emociones y momentos que pueden hacer reír o llorar, que resulta increíble saber que en su vida había actuado en películas (o fuera de ellas, da lo mismo). Sharlto logra crear un personaje que sabe muy bien qué quiere y cómo lo quiere, creando momentos de clara improvisación que resultan deliciosos, a la vez de crear un personaje que resulta desagradable, pero termina dando pena.
El director Neill Blomkamp también es novicio, antes sólo realizando comerciales (el autito que se transforma en robot y baila) y pequeños cortos experimentales (como en el cual esta basado esta película, Alive in Joburg), por lo cual se esperan muchas cosas de él y que las haga, pues ya tiene un fan en sus filas ;).
La película es simplemente indescriptiblemente buena, tiene todo lo que uno espera y mucho más, es una muestra de lo que se nos viene en esta nueva década acerca del nuevo cine, grandes historias, pequeños presupuestos, gran entretención. Le pongo un 10 y qué tanto.

2 comentarios:

papi dijo...

Lo que pusiste del fotorrealismo me gustó, fue exactamente lo que pensé cuando vi la peli, salí de la sala sintiendo que no les salió chanta lo de las partes estilo documental y que el hecho de que un trabajador estatal mutante atrapara un misil con un mecha es realmente algo posible.

Ni siquiera las réplicas impidieron que volviera a postear en este trozo de ciberespacio, saludos Jaime.

Panchita dijo...

Recién, pero recién terminé de ver esta película y me pareció buenísima. No sabía nada de ella: no tenía idea que era independiente y me enteré del productor cuando lo dice al principio. Me gustó muchísimo aunque tuve una relación amor odio con el personaje principal... me sorprendió la forma de cambiar del personaje en si mismo, la forma en que habla, etc.