miércoles, 3 de marzo de 2010

#6 Inglourious Basterds


Inglourious Basterds (Quentin Tarantino)
Saben mi opinión para los que leyeron mi recuento en lo mejor del 2009, pero diré muchas cosas más sobre esta obra maestra, pues la verdad es que no dije nada en esa ocasión.
Pastiche, según el Diccionario de la lengua española, es una "Imitación o plagio que consiste en tomar determinados elementos característicos de la obra de un artista y combinarlos, de forma que den la impresión de ser una creación independiente". Es en eso en lo que consiste todo el cine de la primera década del Siglo XXI, y de todo el cine de Tarantino, pero no creo que para nadie consciente esto sea un insulto, sino mas bien un halago, pues es el único capaz de hacer pastiches entretenidos, bien hechos y con una calidad inmejorable. De hecho, yo quiero hacer pastiches.
Lo que vengo a hacer acá es una defensa del pastiche como método de expresión artística válida, pero no creo que me salga, y también una crítica a la última obra maestra de Tarantino, Iglourious Basterds, que espero que me salga. Partiré con un resumen de la trama de la película: es la Francia conquistada por los Nazis, el coronel alemán Hans Landa recorre Francia cazando judíos, pero llegando a una casa, deja vivir a una joven judía llamada Shoshanna; en Estados Unidos un grupo de soldados descendientes de judíos se preparan para ir a una misión secreta a Francia, deben causar terror en las filas nazis, formando una tropa conocida como los "Basterds", que se dedicará a matar, mutilar y sacarle el cuero cabelludo a alemán que encuentren por ahí; en París, Shoshanna se esconde de los alemanes con otro nombre y encargándose del cine del lugar, donde se quiere proyectar la última película de propaganda Nazi, basada en una defensa real de un soldado frente a más de 400, cuyo actor es el mismo que se vió en ese evento y parece sentir algo por Shoshanna; los "Basterds" ahora se han juntado en un pueblo de Francia junto a un agente británico para llevar a cabo la Operación Kino, destruir el cine donde se proyectará la nueva cinta de propaganda.
Como pueden ver, son dos líneas de personajes y tramas que se van a enfrentar en algún momento, y se enfrentan de una manera tan inteligente a la vez que grandiosa que uno se sorprende, queda con la boca abierta y aplaude la maestría de Tarantino a la hora de escribir un guión tan complicado y a la vez que resulta entretenido, satisfaciendo las necesidades de cerrar todos los cabos sueltos, dándonos además un montón de referencias textuales a cine alemán de los años 30 y 40, historias pasadas de los personajes, anécdotas que no hacen más que ampliar un universo, sin dejar de lado la trama principal, vamos, lo que mejor hace Tarantino.
Ahora justamente quiero moverme al tema del pastiche, las referencias y tomas prestadas de otras películas, música sacada de bandas sonoras de películas italianas, a la vez que esta película tiene casi el mismo nombre que una película de Enzo Castigliari llamada "Inglorious Bastards", todo eso tiene sentido, tiene una razón, es válido en cualquier tipo de película, es el estilo que ha cultivado Tarantino... y ¿saben por qué es válido? Pues por que no todas las personas son fanáticas del cine como lo es él, no tienen más de 2000 dvds, vhs, beta, cds como los tiene él, la gente suele ir a una película a pasarla bien, y lo pasa bien con las películas de Tarantino, por eso es la institución que es. Pero por qué es válido es por eso mismo, las personas que ven sus películas tienen dos opciones, una es obviar las referencias textuales o visuales y simplemente atender a la historia, lo cual es posible, pues el pastiche se caracteriza por ser un ejercicio que no es intelectual para el que no lo es. La otra opción es interesarse por esa canción, ese filtro, esa película de la que hablan, ese diálogo que parece haber sido dicho en otro idioma, algo que te parece conocido, pero no sabes qué es, ahí una experiencia Tarantino es completa, pero no por eso más interesante que la otra.
Éso último lo digo por que cuando vi esta película sólo reconocí tres referencias, las películas de Pabst, las obvias referencias a la propaganda nazi y la canción "Cat People" de David Bowie, que fue escrita para el remake de los 80 de esa película. No son muchas, pensando en las más de 200 que hay a lo largo de la película, pasando por las películas de guerra italiana de Enzo, por las películas americanas de misiones de malditos, comedias de los años 40, grandes producciones nazis perdidas y prohibidas, quizás cuantos soundtracks de películas de caníbales... es demasiado para cualquiera, salvo para Tarantino, que es capaz incluso de mezclar su trama "original", con las referencias a las películas que admira y elementos históricos, como lo son por ejemplo el personaje de Goebbels, que tiene un papel no menor en la historia.
Pero ahora bien, el pastiche de Tarantino también es útil en dos aspectos, uno de los cuales ya he dicho, y es provocar en la gente el deseo de buscar por ellos mismos las referencias, ver las originales, maravillarse con la mezcla y el producto que ha quedado de resultado. La otra utilidad para los espectadores es la misma que le doy a la otra película de Tarantino, su obra maestra, Kill Bill, y es su capacidad de síntesis, de resumir todas las tramas, soundtracks, tomas, filtros y personajes de películas basura kung fu/samurai/western que no veré por falta de tiempo y paciencia, y que seguramente me llenarían de pasión, pero me alejarían de los verdaderos placeres del cine. Ahora, Inglourious Basterds sirve para lo mismo, me ahorra ver todas esas horribles películas de commando en guerras extranjeras, propaganda nazi que no me interesa ver e incluso remakes asquerosos de películas clásicas.
Bueno, ahí está mi intento de defensa del pastiche, género al que me quiero dedicar luego de realizar mi película light-sci-fi. Ahora pasemos a criticar la película, pero criticar es una palabra fea, lo que haré es no... no endiosar, sino mas bien apreciar la mejor película del año y una de las mejores que he visto en mi vida, la cual aún no he visto por segunda vez y dicen que mejora, ¡cómo será eso!
El diálogo es uno de los mejores en años, tanto de las escenas que avanzan la historia, como la del inicio, así como las que no mucho, la del sótano en el bar. Joyitas de diálogo como las escritas para el Coronel Hans Landa son las que hacen de él un personaje memorable, lo mismo con respecto a cómo suenan los diálogos claramente escritos en inglés al ser dichos en otro idioma, lo cual es delicioso en francés, alemán e italiano (los tres de la mano de Hans Landa). Sobre la fotografía no se puede decir nada más que impresionante, realmente debería ganar el Oscar si fuera la academia del YO, pero sé que no lo hará, hay escenas de acción con las balas cayendo y el fuego en el fondo que se ven simplemente geniales, de verdad el poder de ese lente es super duper.
Las actuaciones son increíbles, de todos y cada uno de los involucrados en esta película, desde Brad Pitt hasta Mike Myers en un papel pequeño pero encantador. Pero todos hablan de Christoph Waltz, que ha creado al villano más grande de la historia del cine de los últimos tiempos, mezclando malevolencia pura y clase de la más grande, dejándonos siempre cosas por descubrir sobre sus verdaderas intenciones, un personaje tremendamente completo que se merece todos los elogios para tanto Waltz como Tarantino.
Podría seguir y seguir, pero películas como esta simplemente se tienen que vivir, no hay otra manera para explicarlo, es algo que no tiene fallas, algo tan magnificente y tan tarantinesco que deja fuera del agua intentos como Perros de la Calle, Jackie Brown y Death Proof, lo siento. Esta película es mi apuesta a ganar el Oscar a la mejor película, mejor actor de reparto para Christoph Waltz y mejor guión original, lo suficiente, le pongo un 10 y voy a tener que hablar de nuevo cuando toque en el ranking.

7 comentarios:

Caco Suzuki dijo...

wow.. buen review. No sabía que habían tantos pincelazos a otras películas. Me considero uno de los espectadores que siguó la historia atentamente.

Gran actuación del General Landa... sus diálogos son notables! oscar para él.

La academia creo que está muy extasiada con Avatar... así que ojala gane el Oscar Inglorious para bajarle un poco los humos a Cameron jaja

Fincher dijo...

Obra maestra es LOST jajaj

Ni ahí con los Oscars este año; ninguna representa un tipo de cine que me mate.

saludos!

PD: oye, nunca te he preguntado: ¿tú estudias cine?

Jaime Grijalba dijo...

Fincher: sí, así que prepárate para ver pastiches.

Panchita dijo...

Cuando vi la película la primera vez fue en el cine y quede con una sensanción muuuuy extraña. Era como un sí pero no. Al final del día me había gustado mucho sobre todo cómo había terminado la situación. No me había fijado en la intertextualidad xD En fin, el personaje de Landa, es el mejor de la película. De acuerdo en el tema de los dialogos, me sorprendió lo fluidos q son (y eso no es tan fácil de conseguir) El Oscar sí o sí tiene q ir para ese actor. Tuve un pero con Brad Pitt, la voz que ocupo para el personaje me recordó mucho a Benjamin Botton, la diferencia estaba en como ponía la boca... pero en fin.

El problema vino cuando la vi por segunda vez. Hice relaciones q antes no había hecho x mi poco conocimiento de cine, asi q un poroto para la película. El problema (ahora sí) es q se me hizo laaaaaarga, las escenas se me hicieron eternas, sobre todo la del principio en la casa y la del bar. Asi q, para no arriesgarse no la veas por segunda vez xD me hubiese encantado quedar con la sorpresa de la vez primera.

Fincher dijo...

jajaj bien por ti. Tienes que ir mostrando cómo vas desarrollando tu potencial entonces; aún espero tu corto. Yo no estudié cine, pero siempre tengo ganas de hacer cosas visuales, así que probablemente te molestaré con alguna guía o consejo técnico en alguna ocasión (que barsa).

saludos!

papi dijo...

La película es súper buena, pero debió durar una hora menos. Al principio habían muchas tomas de viajes y paisajes que no eran para nada necesarias; debo admitir que me aburrí en la primera mirad, pero al final fui recompensado.

Jaime Grijalba dijo...

Pues para mí que hubiera durado una hora más.