viernes, 6 de mayo de 2011

PS - 2 - Crime Crackers - Sony Computer Entertainment - 1994

Descontrol I, por Jaime Grijalba.
Empecé a jugar este juego (después de muchas tribulaciones relacionadas con configuraciones específicas a realizar), para encontrarme con una música bastante buena y una muralla de texto en japonés que era incapaz de leer, o siquiera traducir, debido a la velocidad a la que iba. Después, vi la pantalla de título "Crime Crackers" y recordé la información que había leído antes, aparte de ser uno de los primeros juegos lanzados al mercado para la PlayStation, estaba influido y diseñado bajo dos perspectivas: la del animé y la de "Doom 3D", juego que me gusta demasiado y juego sin parar cada vez que lo encuentro. Así que metí la clave, parte de mi investigación, para poder ver la intro animada que me prometieron. Por alguna razón, está en Youtube, así que se las dejo:



Clichés animés que abundan, como pueden ver, pero qué se le va a hacer, eran los locos años 90. Partí el juego y, nuevamente, tenemos una introducción que nos muestra el interior (vacío) de la nave de nuestros protagonistas, mientras ellos hablan mostrándonos sus caras con ininteiligbles textos en japonés que de verdad no me interesaba traducir. La verdad, es que si llegara a haber algo esencial, como los menús, creo que lo traduciría, pero, cuando el juego comenzó, todo estaba en un perfecto inglés: ITEMS, EQUIP y varias otras opciones que hacen el juego simple de jugar.

Pero al aparecer el primer enemigo empecé a tener problemas, principalmente con ese sistema parecido al de Doom 3D. Lo que quiero decir, es que es como un Doom 3D, pero con peor control, porque no puedes moverte mientras estés en posición de ataque, resultando en una vulnerabilidad frente al sin número de robots lanza láser que pululan el mapa 3D. Es imposible que en cada lucha no pierdas al menos un cuarto de tu energía, a menos que dispares sin control: el problema con eso último es que las balas son limitadas y en todo el primer nivel sólo encontré dos recargas, que a la hora de enfrentarme al jefe del nivel, se acabaron después de dos segundos.
Me mataron, game over inmediato, pude haber grabado en cualquier momento (el menú te permite esa maravilla que los RPG de ahora pocas veces te otorgan), pero no quise hacerlo... nunca pensé que fuera tan difícil. Los dejo con el comercial que anunciaba el juego, es gracioso y ridículo, pero tiene algo de increíble: