jueves, 26 de enero de 2012

Top 10 Películas del 2011

Bueno, aquí estamos, otro año más y otro top 10 por hacer. Ustedes, esta vez, pueden leer mis elecciones para lo mejor del 2011 desde el número 20 al 11 (en inglés) en el sitio Wonders in the Dark, y el link directo es este. Así que disfruten de eso y después vuelvan acá para saber mis decisiones definitivas de lo mejor de este año (allá también encontrarán algunas reflexiones sobre lo que fue el 2011 para el cine según yo). O si vienes de Wonders in the Dark y vienes por más, pues aquí nos encontramos, las siguientes películas son mi top 10 oficial del 2o11.

10. All Watched Over by Machines of Loving Grace (Adam Curtis)

Un documental que fue una miniserie de tres episodios de la BBC y que es completamente increíble en la forma de su narración, algo que nunca antes había visto, en la forma en la cual conecta de un tema a otro, saltando como si fuera un maestro de todas las artes. Adam Curtis nos llena de preguntas y respuestas a medio cocinar, pero eso es lo increíble: lo difícil que es ver esta serie y entender el punto final de la misma hacia el final, es decir, con qué quedarse uno al llegar a la totalidad de la visión, y la posibilidad de que seamos nada más que máquinas funcionando para poder reproducir nuestra especie, y eso que Ayn Rand se enojaría si dijéramos eso.

9. Contagion (Steven Soderbergh)

El cast más impresionante del año da lugar a una de las películas de género e infecciones más inteligentes de los últimos tiempos, y eso sin la presencia de zombies para arruinar la fiesta. Teniendo lugar desde el inicio hasta el fin de una epidemia de un virus mortal, la película nos da imágenes desgarradoras de un futuro posible, así como de la paranoia y la era de la desinformación en la cual nos encontramos, donde una pieza de información entregada por un periodista poco escrupuloso puede llevar más cerca del fin a una civilización y desplazarse más rápidamente que un virus. Con impresionantes efectos especiales, ambientación, fotografía, montaje y actuaciones, Contagion es una de esas pequeñas películas de las cuales uno no espera mucho, pero terminan sorprendiendo gratamente por lo increíbles que son y las repercusiones que tienen.

8. Life in a Day (Varios Directores)

Olvida tu crucero alrededor del mundo y tus documentales del Discovery Channel, esta es tu mejor opción cuando quieres saber del mundo: escuchar de la boca misma de quienes viven en él. Mezclando testimonios audiovisuales de distintas partes del mundo, subidas a youtube y luego editadas en un trabajo espectacular que queda como testimonio del poder intelectual y antropológico de la vida del ser humano en un solo día. El testimonio final es sin duda uno de los más importantes, y ver desde el nacimiento hasta la muerte en un solo film, y reales, es algo que se debe admirar. El estilo de edición es estupendo, conectando imágenes y haciéndolas comunicar por contraste, al estilo de los editores rusos, y eso es suficiente para tener esta película muy arriba.

7. Scream 4 (Wes Craven)

La sangre nueva y el tiempo ha ayudado a Wes Craven y Kevin Williamson e incluso a la misma franquicia con esta nueva versión del clásico film de finales de los 90, pudiendo así realizar la que sea la mejor secuela y la mejor de las cuatro películas Scream. La forma en que se mueve y juega con sus elementos de meta-lenguaje es algo para admirar, así como la desaparición completa de cualquier recato a la hora de mostrar violencia y quién puede morir en esta saga que finalmente pudo llegar a lo que quería: ser un testamento pos-moderno sobre lo que es el metalenguaje dentro del cine, llegando a los extremos más audaces (hace falta ver los primeros minutos para darse cuenta) e incorporando los elementos más novedosos de las nuevas tecnologías audiovisuales y otros momentos impresionantes para los personajes de esta serie, así como el estado del cine de terror en nuestros tiempos.

6. Koi no tsumi (Sion Sono)

Lo nuevo de Sono es una mezcla de sus inclinaciones para el horror bizarro y el cine arte de las más exquisita clase, y aunque no tan equilibrado como en "Noriko's Dinner Table" (2004) o "Love Exposure" (2008) o su película anterior "Cold Fish" (2010), Guilty of Romance nos entrega un retrato impresionante que mezcla el sexo con la muerte de manera perfecta, mostrando escenas de sexo no explícito como una forma de liberación y esclavización al mismo tiempo, contándonos la historia de una recatada mujer que se casa con un escritor que nunca la toca, y que poco a poco empieza a ingresar en la esfera del sexo, hasta llegar al fondo de lo que puede llegar una mujer. Es un testamento a cómo el sexo puede llegar a destruir a una persona si es que, como se dice siempre en el filme, no se hace con amor.

5. A Torinói ló (Béla Tarr, Ágnes Hranitzky)

El fin del mundo se acerca para una pequeña casa perdida en el medio de la nada, y eso se demuestra a través de la pobre y escasa vida que llevan un padre con su hija a fines del siglo XIX e inicios del XX, un cambio de folio que nos traerá la modernidad, y ellos aún viven en la antigüedad. Usando una anécdota de Nietzsche, cuya muerte inicia la película y la modernidad como tal, nos encontramos con The Turin Horse, la mejor película que nos habla sobre el fin de todo. Es también el fin de la carrera de Tarr, quien se retira del arte por cansancio, y a la vez del cine en sí, dejándonos en la oscuridad absoluta, lo cual se puede vislumbrar en las 30 tomas que tiene esta película de dos horas y media, donde podemos ver el momento en el cual el rollo de cinta está terminando, sembrado por oscuras líneas que van marcando su fin. Si no te deja intranquilo, es porque no aprecias el cine.

4. Melancholia (Lars von Trier)

La mejor forma de entender la depresión es viendo esta película, donde el planeta muere para satisfacer los deseos de Kirsten Dunst, la mejor actuación femenina del año, que quiere morir porque el planeta es un lugar maligno, y la Tierra merece ser destruída, pues de todos modos no hay un Dios, y nosotros somos un accidente, no hay vida fuera de nuestro planeta. Quizás uno de los mejores monólogos/diálogos del cine de género se encuentran acá, cuando junto con Charlotte Gainsbourgh empiezan a tratar de establecer qué van a hacer ahora que saben que el planeta Melancholia va a chocar contra la Tierra. Las imágenes iniciales y finales son preciosas, aunque sean visualmente chocantes y muy poderosas. Una joya que debería ser tomada más en cuenta.

3. Paranmanjang (Chan-kyong Park, Chan-wook Park)

Cuando vi por primera vez este cortometraje grabado con un iPhone, me encontré completamente sorprendido por los visuales de la película, y la calidad de filmación de este aparato móvil, así como de la actuación de ciertos personajes, y como mencioné en mi crítica que pueden leer si tocan click en el nombre original de Night Fishing, la vi sin subtítulos. Pues bien, ahora la he visto, y lo que sospechaba estaba, más o menos correcto, pues subestimé otra presencia importante en la película, mientras que sobreestimé la presencia principal. De todas maneras, es una película potente en sus imágenes y un tremendo descubrimiento el de el hermano de Chan-wook Park como co-director de la película. Con tintes de lo más puro del tradicionalismo coreano antiguo, esta película vale la pena verla una y otra y otra vez.

2. Jodaeiye Nader az Simin (Asghar Farhadi)

Increíblemente fotografiada, impresionantemente actuada, esta película es una maravilla por donde se la mira, y A Separation con mucha justicia se ha llevado el premio de muchos críticos y asociaciones de premios como la mejor película del año, porque seguramente para ellos en sus industrias, esa afirmación es correcta. La historia de gente normal llevada a hacer cosas que no quieren debido a la presión de las circunstancias lleva a vericuetos sorprendentes, con juicios y misterios sin resolver que nos dejan dudando a cada segundo que pasa. Esta es sin duda la mejor película del 2011.

1. Efectos Especiales (Bernardo Quesney)

Pero nunca dije que fuera mi favorita del 2011, porque esta sí lo es. Creo que estamos entrando en una nueva era para el cine chileno, estamos ganando más premios que nunca y las películas están más interesantes, y lo que lo demuestra es el hecho de tener una película chilena en el primer puesto de mi lista de lo mejor del 2011. Una comedia sobre hacer una película que no es buena, así puede resumirse la genialidad de Quesney, una improvisación tras otra, una filmación fallida tras otra, un intento de camera ininterrumpida, una edición y unos chistes que te ponen en la piel de una filmación que no está yendo tan bien como se esperaba, y todo por culpa del imbécil de Bernardo Quesney (el personaje), que no puede dejar de cometer las mismas estupideces en las que caen todos los cineastas chilenos. Y en ese sentido esta película sirve como documento recriminatorio y un llamado a detenerse y no cometer los errores de este joven Quesney, a crear un cine nuevo, fresco, liberado de todos los clichés. Ese plano secuencia final es uno de los mejores en mi memoria reciente y creo que debe ser vista cuando tenga la oportunidad... yo la pude ver porque la vi online cuando el director la liberó por una noche y me pilló sin sueño. No me arrepiento.

Ahora, no tengo otra película que recomendar, así como "también recomendadas", lo único que me molesta es no haber podido ver "The Girl with the Dragon Tattoo" (2011) de Fincher antes, porque hubiera entrado en el top 20.


Y, como siempre, un premio a la ineptitud, la peor película del 2011 fue "Transformers: Dark of the Moon" (2011). Un desastre, así de simple, la peor película que uno puede imaginar, sin imaginación y sólo un montón de efectos especiales chocando los unos con los otros, sin nada de emoción y sin nada de inteligencia.


Y así, esperamos el 2012. Ojo, que vienen mis películas más esperadas del 2012 y en marzo... los Frank Awards 2011!