domingo, 27 de febrero de 2011

#10 - Winter's Bone (2010)

Winter's Bone (Debra Granik)
Esta película ha ganado muchos premios en los circuitos independientes, además de críticos que alaban la película en sí y las actuaciones que se presentan en la misma. Ganó Sundance y ahora está nominada a algunos premios de la Academia, y pese a estar en la boca de la gente desde enero (mes en que ganó Sundance), es la película menos conocida de todas las que se encuentran nominadas a Mejor Película en los Oscar de este año, y obviamente me refiero a conocimiento de causa en Chile solamente, y justamente es la última que vi y la última que voy a criticar en este día en el que se transmiten los premios Oscar.
Pese a todas las alabanzas que se le han dado, y yo verla y encontrarla bastante buena, creo que nos encontramos ante un clásico caso de "me gusta esto porque no lo conocía", es decir, que la película encanta porque muestra una realidad desconocida por los críticos, o tal vez de la cual no estaban conscientes, y me refiero al lugar donde se lleva a cabo este thriller con aspiraciones noir, los Ozarks, una zona montañosa que tiene su propia cultura y geografía particular, lo mismo que un clima que hace que la fotografía se vuelva particularmente interesante, pero no realmente destacable con respecto a otras. Se trata de una película con intenciones claras y que apunta bajo y en eso es bastante fabulosa.
La historia es lo suficientemente original y triste como para mantenernos pegados a la pantalla durante la última hora de la película, pero la falla principal viene en los primeros 40 minutos, en los cuales no pasa casi nada, se establece la historia, pero la protagonista no hace mucho y el riesgo no se ve como algo tangible, se preocupa demasiado en pintar un cuadro social-cultural acerca de la gente que vive en la montaña de Ozark, pero no avanza y esa es una falla mortal en este negocio, lo que quiero decir es que la película pudo haberse inmerso en temas mucho más interesantes mientras se preocupaba de esa cultura, a la vez que avanzaba la historia.
La película trata sobre una chica de 17 años que cuida de sus hermanos, los lleva a la escuela, les enseña a cazar, los cuida, les cocina, es como una madre sustituta para ellos, después de todo, su madre está enferma (mentalmente incapacitada para criar a sus hijos) y su padre ha estado ausente durante muchos días. Mientras vemos la vida dura que tienen que seguir estos chicos de Ozark, recibimos la noticia de un policía que busca al padre de ellos, y que si no aparece en la corte en unos pocos días, les quitarán la casa. Entonces esta niña empieza una aventura, va a la casa de varios conocidos de ella, incluyendo a su tío Teardrop, buscándolo, pero lo único que encuentra es el hermetismo y algo similar a la Omerta, o la Ley del Silencio.
Es en este espacio en el cual la película pierde el atisbo de ritmo, sólo para ser recuperado en cuanto la protagonista empieza a tener problemas graves y resulta dañada por la que creyó que era su gente. Lo que pasa es que esos primeros minutos transcurren de la siguiente manera: amenaza, caminata, pregunta, negativa. Así durante los primeros cuarenta minutos en unos dos o tres ciclos, lo cual aburre un poco. Es por esa misma reiteración que las personas que se sienten interrogadas por ella deciden hacerle daño e incluso amenazan con matarla si es que sigue metiéndose en lo que no le incumbe. Después de todo, su padre era cocinero, pero de metanfetaminas, y ese negocio le trajo algunos problemas con una banda local, lo más probable es que esté muerto.
Jennifer Lawrence, que interpreta a la protagonista Ree, realiza un papel que definitivamente la transforma en una estrella. Se muestra triste y a la vez confundida ante las cosas que se tiene que enfrentar a tan tierna edad, lo mismo que el amor que siente por sus hermanos, lo cual todo se confluye en dos escenas, una en la cual decide ir a ver si puede inscribirse en el ejército para recibir algo de dinero y otra en la cual va en un bote a un lago... y eso está tan cerca del final que mejor no lo cuento, pero es una escena poderosísima. El otro gran actor aquí es John Hawkes, que hace de Teardrop y que combina una suerte de agresividad y las ganas de salir de todo embrollo posible, con una ternura y cierta futilidad, sabe que debe ayudar a su sobrina, sus sentimientos lo traicionan.
La dirección es correcta, la fotografía también, la ambientación de las casas es simplemente deliciosa, lo mismo que los vestuarios que son tan delicadamente imperfectos que merecerían toda clase de halagos si el mundo fuera justo. La música también es correcta, y cuenta con un pequeño pero memorable número musical a manos de John Hawkes al final de la película, que nos viene a decir que mientras el mundo sigue siendo un lugar injusto, siempre hay espacio para que una familia exista, por muy diferente que sea a las demás.
Finalmente, tengo que decir algo muy recurrente y es que la única razón para que la gran parte de las películas nominadas a mejor película sean mejores es la falta de un guión bien estructurado, y no estoy hablando de que todos los guiones deben tener una estructura rígida, sino que hablo de cierto ritmo necesario para que una película funcione bien, decisiones lógicas por parte de personajes que debes conocer, personajes desafortunados o excusas imperdonables. Es mi punto de vista, pero yo nunca haré ese tipo de cosas en el futuro... espero.
A la hora de la verdad, sigue siendo una película tremendamente emocional y muy buena, vale la pena verla, aunque sea "para conocer". Nominada a 4 premios Oscar, no ganará ninguno pese a que es mejor que la mitad de las películas nominadas y anteriormente criticadas.
8/10


Y así finalizan los 10 Días de Oscar, para terminar con nota alta, pondré el orden en el cual dejo las 10 películas:

1. Black Swan
2. Inception
3. Toy Story 3
4. The Social Network
5. 127 Hours
6. The King's Speech
7. Winter's Bone
8. True Grit
9. The Kids Are All Right
10. The Fighter

Hasta el próximo año será. Ahora, los Frank Awards.