domingo, 20 de febrero de 2011

#3 - The Fighter (2010)

The Fighter (David O'Russell)
Hay una cierta historia de películas que tratan sobre un boxeador que parte desde abajo y empieza a ganar pelea tras pelea hasta que llega a su cima personal, las cuales siempre tienen ese gustillo a favoritas del Oscar, y la verdad es que la mayoría de ellas son muy buenas, llegan a estar nominadas a mejor película e incluso llegan a ganar, hablo de películas como "Raging Bull" (1980), "Million Dollar Baby" (2004), "Rocky" (1976), etcétera, incluyendo esta película en particular dirigida por el estrafalario (y en esta ocasión, extrañamente restringido) David O'Russell y con un elenco de estrellas que se ha llevado los aplausos de la crítica.
El año pasado, cuando realicé la crítica de la mediocre "The Blind Side" (2009), hice un singular experimento en el cual me pregunté por qué esa fue la película elegida por sobre "Invictus" (2009), que era del mismo género, pero que yo consideré muy superior tanto actoral como en cuanto a la inspiración que podía provocar su trama. Lo hice con esa película y con ninguna otra porque de verdad pensé que no había razón para que esa fuera nominada, sólo tenía el oscar a la mejor actriz por Sandra Bullock, el cual ganó. Ahora me encantaría poder hacer lo mismo con esta película, pero no puedo. La razón es que de verdad la Academia piensa que es una película con méritos pues es una de las "favoritas" entre las 10, pues el director está nominado a su premio respectivo, sin contar los otros siete (7) premios a los cuales está nominado.
Debo aclarar, no es una película mal hecha, de hecho puedo decir que se trata de una de las películas mejor actuadas de todo el año, pero hubo algo en su historia y en la forma en que se desenvolvían los personajes que me desagradó y eso le hizo bajar muchos puntos respecto a la enorme calidad de los elementos mostrados. Cierta gratuidad de las escenas en cuanto a lo que demostraban era de verdad molesto, estaban casi marcadas con destacador "esta es la escena en la cual todo se arregla", "esta es la escena en la cual todo se va a las pailas", tiene hasta la escena en la corte. En cuanto a su guión, toda la película es nefasta.
Pero antes de seguir, les hablaré, tortuosamente, de qué se trata esta película, de la cual no he dicho nada más que es de box y que no me gusta mucho. Debo aclarar que esto está basado en un hecho real, son personas que aún están vivas y los hechos ocurrieron hace algunas décadas, pero eso no perdona la forma en la cual son presentados los hechos (siempre se puede maquillar) y los personajes pueden comportarse de manera más lógica (pese a lo ilógico del ser humano) a través de un contexto psicológico-mental-social que no es logrado completamente.
CONTEXTO: (cosa que la película no logra totalmente y que yo les daré para ver si les gusta más la película) La película transcurre en un barrio mas bien pobre de Estados Unidos, en la cual conviven la mayor parte de los personajes, donde todos se conocen, sobre todo a estos personajes que son una especie de celebridades locales porque han logrado cosas (aparentemente) importantes. Micky Ward es uno de los que vive ahí y boxea por tres razones: es bueno, da dinero y su medio hermano fue boxeador y es quien lo entrena. Más contexto, la madre de los dos es quien representa a Micky y es quien lo alienta, pero parece tener un cariño especial por Dicky Ecklund, el medio-hermano de Micky, ya que tuvo una carrera mucho más exitosa, pero es ciega ante las faltas que él mismo comete: es un drogadicto.
HISTORIA (cosa llena de escenas comunes y que realmente no es tan impresionante si la comparamos con todas las otras películas que nombré antes): HBO está realizando un documental sobre Dicky, le hacen creer que es sobre su vuelta a la lucha a través de su hermano, pero es sobre su problema de drogas; mientras Micky está tratando de entrenar para una batalla importante que le han arreglado su madre y hermano. Todos aman y conocen a Micky y a Dicky, pero entre ellos la relación no parece ir tan suave como parece en un inicio, Dicky está basando su vida en entrenar a Micky, pero este siente que está siendo utilizado por su familia con la finalidad de ganar dinero, ya que Dicky no puede hacerlo. Micky, antes de la lucha, conoce y mantiene una relación con una joven camarera y que lo ama incondicionalmente, a la vez que le hace ver cómo su familia lo está utilizando y que lo único que necesita es amor. Todo se torna feo en cuanto Micky pierde la lucha preparada en una mezcla de mala suerte, destino e incompetencia de su familia.
Lo que más me molesta de la película, aparte de su historia tremendamente convencional (caída-regreso), sino la cualidad tan desagradable de los personajes del hermano (Dicky, interpretado muy bien por Christian Bale) y la madre (una interpretación magistral de parte de Melissa Leo) con respecto a las reacciones de Micky (un correcto Mark Wahlberg) que se permanece durante demasiado tiempo impávido y siento que el personaje de la camarera (una estupenda Amy Adams) es demasiado compasivo con Micky y no siento el amor que hay entre ellos. Luego vienen otras escenas, como cuando Dicky y la camarera conversan acerca del futuro de Micky y que simplemente me causó urticaria porque la he visto un millón de veces y de verdad está repetida hasta la muerte.
Una de las decisiones que más me gustaron en cuanto a la dirección de la película, y eso fue la decisión de grabar las luchas y ciertos momentos de la película en el estilo en el cual lo haría HBO en sus documentales o transmisiones de luchas de box, y eso se logra tanto material (se usaron las mismas cámaras que se usaban entonces) como en cuanto a lo que evocan, una nostalgia por un tiempo en el cual el boz era un deporte que de verdad convocaba a masas y no solamente a una élite que lo disfruta debido al alto precio de sus entradas y lo difícil que es tener HBO al ser un canal de pago extra (Premium).
Otra cosa que debo destacar son las actuaciones, una vez más, Mark Wahlberg, Christian Bale, Melissa Leo, Amy Adams, todos son realmente muy buenos en sus papeles y es lo único por lo cual van a ser recordados siendo bastante honestos con nosotros mismos y respecto a lo que esta película respecta. Sólo se la recomiendo a los fanáticos y completistas de los Oscar... como yo. Nominada a siete premios Oscar, esta película que odié, se llevará DOS, uno al mejor actor secundario para Christian Bale y otro a la mejor actriz secundaria con Melissa Leo.
7/10

5 comentarios:

Panchita dijo...

Como ya te dije a mi tampoco me gustó la película. Pero fue por motivos distintos. Comparto contigo lo cliché q de repente se pone, pero no me molestó. Los personajes están muy bien actuados (Amy Adams es mi nuevo amor, luego de haber visto esta y The Doubt), pero creo que a los personajes se les dio rienda suelta. El guionista o la persona responsable no los retuvo ni un poco y lo único que logró fue q me diera desagrado ver la película. No, no.

Jaime Grijalba dijo...

Pancha: Los personajes se desenvuelven y no se mantienen bajo la excusa de la "vida real", lo cual no es válido en productos de este tipo.

Panchita dijo...

No se trata de mantenerlos bajo esa excusa. No te sirve absolutamente de nada q un personaje haga q el espectador quiera pegarse un tiro en la cabeza antes de seguir escuchándolo hablar. Sólo eso.

Panchita dijo...

pd.: Pensé que yo era la mañosa, pero ya he escuchado a varias personas con el mismo comentario.

Jaime Grijalba dijo...

Panchita: Obvio que no sirve, pero se "mantienen" en la película a causa de eso y eso está muy mal.