martes, 25 de octubre de 2011

#25 - Dawn of the Dead (2004)


Vaya, al parecer son menos días de libertad de lo que esperaba, y hablo específicamente de la libertad del yugo autoimpuesto de seguir las recomendaciones y videos de James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness, porque he visto algunas películas de la serie Halloween (que empezó ayer con la maestra primera parte), pero hoy realizó un truco que me ha dejado turuleco y tiritando: puso dos películas de la serie en un mismo video, hablo de "Halloween II" (1981) y "Halloween III: Season of the Witch" (1982), las cuales he visto, pero me ha arruinado un poco la cantidad de días de libertad que quería tener por delante. Pero bueno, Halloween es así, traicionero, siempre lleno de temor y de las peores cosas que podemos temer.
Sobre "Halloween II" (1981) puedo decir que es una decente continuación de la obra maestra de Carpenter, pero empieza a caer en los problemas clásicos del slasher que dió origen, teniendo quizás como influencia a cintas como "Friday the 13th" (1980). Al menos tenemos a Jamie Lee Curtis y Donald Pleasence en sus papeles clásicos, los cuales vuelven a interpretar de la mejor manera, se deja ver y entretiene a momentos.
7/10
Por otra parte, "Halloween III: Season of the Witch" (1982), que muchos consideran como la peor de las Halloween (al menos concuerdo con que es la peor que he visto), pero no tiene nada que ver con que Michael Myers no esté en escena en ningún momento, sino más bien con que la primera hora de la película es muy aburrida: gente hablando y gente corriendo por la oscuridad, mientras que los últimos quince minutos son tan increíblemente exageradamente increíbles, que se siente como si la película estuviera mal pensada y mal diseñada.
5/10
Ustedes pueden ver el video de Rolfe aquí. Por mi parte, yo me iré por las ramas, como siempre, y les daré una crítica de la siguiente película en mi lista. Pasamos al 2004 y nos encontramos con un remake, cosa poco extraña en estos días del remake.
¿Cómo puedes superar una obra maestra como "Dawn of the Dead" (1978) a la hora de hacer un remake? Pues haciendo otra cosa completamente distinta en tono y en la forma en que se presenta la trama y en los zombies que aparecen y prácticamente en todo. Es decir, partamos con que la película está en una desventaja clara porque no tiene un soundtrack hecho por los maestros de Goblin, así que en ese sentido una banda sonora synth-rock-pop no los salvará, ni con todas las canciones de moda que puedan poner dentro. Sin embargo, para lo que es y para lo que construye, logra ser una decente película de zombies, con personajes medianamente interesantes y mucha, mucha sangre.
Tenemos una invasión de zombies. Nadie sabe de dónde viene ni que la causa (parece ser un virus más que la manifestación de una consciencia más allá del universo. Sin embargo, nos encontramos con un variopinto número de personas que se junta en la calle por suerte y que decide refugiarse en el mall (mala idea) para protegerse de la amenaza zombie. Sin embargo, los zombies no tardan en empezar a invadir las afueras del lugar, llenándolo hasta la máxima expresión. Al interior, una tensión inicial implica la separación del grupo en dos bandos, uno de los cuales toma al otro y lo encarcela para que se calme. Al otro lado de la enorme horda de zombies, se comunican con un hombre que padece de hambre y con quien conversan a través de carteles (quizás lo más original de la película). Obviamente disfrutan y sufren dentro del mall, como en la original... pero no es tan interesante.
El problema principal de la película es que no se contiene. Son demasiados personajes y son tan distintos y tan poco y mal construídos que uno se confunde y no termina simpatizando por ninguna. Supuestamente hay una heroína, o al menos protagonista, pero aparece tan poco en la película, que se ve como una película de grupo, pero el grupo es tan grande, que en vez de sentirte mal cuando mueren, empiezas a preguntarte quién era al que mataron recién y mientras te preguntas eso, bam, matan a otro y aún no sabes quién es. Pero pese a todo la película es muy entretenida debido a la originalidad con respecto a la original (ja) que tiene en algunos interesantes momentos (como los ya mencionados), o lo frenético de los últimos momentos cuando deciden escapar del Mall. Pero concuerdo con Romero, se siente como un videojuego, y eso en algunas películas es bueno, pero en otras... aburre un poco.
Es sólida como película de zombies, pero palidece como remake, lo que no la hace una mala película, pero la perfección y diversión que entrega la película de 1978 es incomparable con el sentimiento tenso que te da esta película.
7/10