sábado, 30 de octubre de 2010

#29 - El día de la bestia (1995)

Traté durante buena parte del día ver la película presentada por James Rolfe en su Cinemassacre's Monster Madness acá, la surcoreana Reptilian, cuyo nombre original es "2001 Yonggary" (1999), un remake (bueno... de nombre) de una película kaiju coreana de los años 60 y que volvía con cast norteamericano. Pude ver los primeros 25 minutos y ver que no valía la pena, pero la cosa es que no pude seguir viendo para ver si era cierto. Por eso, tomo la siguiente película que cronológicamente me toca ver desde la película anterior, por eso tenemos acá la conocida película del director español Álex de la Iglesia. La critico, ¿vamos?
Esta es una de las mejores películas que he visto en este mes, es uno de los ejercicios cinematográficos más salvajes y valientes que he visto en mucho tiempo, simplemente es por muchas razones la mejor película de lo que llevo de mes, y sólo quedan dos días para que termine este ejercicio en tortura personal, así que me siento satisfecho de haber encontrado algo que de verdad vale la pena en todo este mes.
La trama es complicada, pero a la vez increíble. Un cura ha descubierto el secreto tras el Apocalipsis, una fecha, un número, el día en que nacería el Anticristo, así que va a Madrid, la ciudad donde nacerá lo que debe matar. Lo curioso es su actitud, roba cuando puede, insulta y se comporta mas bien todo lo contrario a lo que normalmente se comportaría un cura. Lo que busca es prepararse para hacer el mal, pues venderá su alma al demonio para saber el lugar exacto donde nacerá este maligno ser.
Para eso será ayudado por un jevi, un tipo que le encanta la música satánica y que buscará facilitar al cura su camino. También tenemos a Cavan, un charlatán de la TV que dice conocer el futuro y el pasado, así como los rituales para poder invocar el demonio. Esos personajes están tan bien construídos, lo mismo que el cura, que hace que las situaciones resulten tan naturales que sean casi predecibles, hasta el punto en que uno quiere pasar más tiempo con ellos.
La película también referencia a otras de terror, principalmente terror europeo, algunos momentos recordaban a películas de vampiros, otros a "Suspiria" (1974), y se sintió muy natural, nunca forzado y me alegró mucho el verlo.
La película es tremendamente rápida, no para en ningún segundo, no deja un solo momento para respirar, de verdad está muy bien hecho todo, salvo algunos efectos especiales, que son comprensibles para una producción de 1995 y hecha en España. Lo mejor es que la película no le tiene miedo al humor, no podía dejar de reír en algunos momentos y creo que en eso es un triunfo, un gran triunfo, una enorme producción española. Estoy orgulloso de la nota que le voy a poner en este momento.
10/10

1 comentario:

[Neuromante] dijo...

Sipo un par de efectos pencas nomá. pero se le deja pasar.

jaja puta q es buena esta pelicula :)