miércoles, 5 de septiembre de 2012

100 Días de Terror - Nº 44: Pig Hunt (2008)

Así llegamos al final de esta breve retrospectiva de la filmografía de James Isaac. Tal vez no un excelente ni de los mejores directores de terror de la historia del cine americano, pero terminamos aquí con una nota amarga, pues su vida terminó cuando estaba demostrando que tenía dedos para el piano y muy altas probabilidades de hacer una gran película en su futuro cercano, como demuestra en esta última película que pudo realizar en su corta vida (cumplía 52 años), donde logra juntar una gran sensibilidad cinematográfica, con cierta expertise actoral, una historia que resulta interesante y tiene ciertos giros experimentales que no solemos ver en el cine moderno de terror contemporáneo, y como siempre esperar de James Isaac, una nueva historia a la cual hincarle el diente (jaja, qué chiste más malo), diferente a todas las que ha hecho anteriormente, en esta ocasión poniendo en juego a un grupo de jóvenes que se va a cazar cerdos salvajes para comerlos en el mismo lugar, pero se encuentran con un grupo de hillbillies de la peor clase, que se enojan cuando entran a su territorio, todo eso mezclado con la aparición de un cerdo salvaje gigante que se dedica a magullar y comerse a aquellos que no son lo suficientemente fuertes para enfrentarlo valientemente.
Aparte de ser la última y la mejor de las películas que dirigiera James Isaac, la cinta tiene un valor especial pues me permitió encontrar algo dentro de su obra para catalogarlo como un auteur o autor cinematográfico. Hay algo en las tramas que elige y en la forma que tiene de mostrarnos y editar esas historias que resulta siempre peculiar. Como nos hemos dado cuenta a lo largo de estos días, las películas de James Isaac siempre tienen varias capas y tal vez le gustan las ideas con varias capas, como por ejemplo en "The Horror Show" (1989) donde tenemos una película de policías, con una de asesinatos en serie, con una de alucinaciones psicóticas al más puro estilo de Cronenberg y para ponerle una guinda al final, referencias cinematográficas por doquier, partiendo por referencias a los clásicos del slasher como el famoso Freddy Krueger, desde donde se sacan varias ideas para interpretar al malvado de la cinta. Por otro lado tenemos a "Jason X" (2001) que es un slasher clásico pero con diversos giros, por ejemplo, está el hecho de que suceda en el futuro, que Jason se transforme en un cyborg gracias a nano-máquinas, terminando con un escenario virtual que nos lleva a recordar los mejores momentos de la serie original, mezclando lo nuevo con lo viejo, creando un comentario sobre cómo la nostalgia es siempre algo virtual que no puede volver (eso suena como un argumento para decir que la película es buena, pero no lo es). Tenemos también "Skinwalkers" (2006) que logra mezclar varios elementos de manera airosa y comprensible para el público, como es el tener una historia de hombres lobo, una leyenda o profecía milenaria que proviene de los tiempos de los nativos norteamericanos, una batalla inmemorial por la cura de su maldición o bendición, lo cual pone en juego la dualidad de adquirir el poder, así como crear una metáfora de las drogas respecto al uso del poder por parte de estos hombres lobos, lo cual resulta interesante cuando todo se mueve a una fábrica abandonada. Finalmente tenemos esta, "Pig Hunt" (2008), la cual también le trajo sus mejores críticas no solamente de críticos especializados, sino también de los críticos específicos del cine de terror, un grupo que es difícil de hacer que admiren algo de estos días, entonces, tenemos aquí una cinta que se retuerce constantemente acerca de lo que se trata, pues pasa de ser un drama complicado de la relación entre los personajes en un viaje tenso, a una película de terror, una caza de humanos por parte de otros humanos, pero que finaliza con la caza final, el enfrentamiento al cerdo salvaje gigante, claramente entregándonos dobles entendidos respecto al título de la cinta, ¿quiénes son los verdaderos cerdos si no nosotros?
De alguna manera, con esto he hablado de la trama, así que pasaré a admirar la espléndida fotografía, el gran uso dado a los exteriores y una interesante atmósfera febril que se forma en los últimos 30 minutos y que resulta ser toda una delicia en cuanto a su uso de colores y de actuaciones extrañas que se salen de todo lo que antes había sido construido, rompiendo los esquemas de manera experimental para las cintas de terror que se realizan en estos días. Finalmente, tengo que decir que la primera media hora o incluso un poco más resultan tremendamente aburridas, hay que pasarlas para llegar a lo bueno, y lo bueno es muy bueno, así que lo recomiendo con toda violencia.
No creo que sea capaz de escribir un libro sobre James Isaac, pero creo que he sido de los pocos que he tratado de hacerle justicia a su nombre. No era de los mejores directores, pero tenía una carrera interesante por delante en el mundo del cine independiente de terror (que fue donde se residió para esta última cinta). Así que por él, vamos a seguir con estos 100 Días de Terror.
7/10


Retrospectiva James Isaac (1960 - 2012)
· The Horror Show (1989)
· Jason X (2001)
· Skinwalkers (2006)
· Pig Hunt (2008)