lunes, 3 de septiembre de 2012

100 Días de Terror - Nº 42: Jason X (2001)

Siguiendo con la retrospectiva del director de terror norteamericano recientemente fallecido James Isaac, le vamos a dar una mirada a la que fuera su película más "exitosa", realizada tan sólo 12 años después de su debut cinematográfico (un salto cualitativo importante si uno se da cuenta, de trabajar en una cinta de bajo presupuesto a hacer una película de la serie numerada de Viernes 13). El problema es que ya hice una breve reseña sobre esta película en mi retrospectiva a todas las películas estrenadas hasta ahora de la saga Viernes 13 en este post que pueden leer y comentar (es uno de mis favoritos de los que he hecho este año), así que disculpen si es que notan algunos elementos similares en esta crítica, pues la estoy usando de base para construir la que están leyendo en este preciso momento.
Es curioso este giro, y en algún sentido tanto esta como la cinta anterior de James Isaac resultan curiosas en su historia y título, que tras toda una serie en la cual el elemento principal... quiero decir, la base de todo el asunto era que el Viernes 13 era el día con la peor suerte del universo y que justo estos pobres jovencitos tendrían la mala suerte de enfrentarse al asesino más feroz e inmortal de la historia del slasher cinematográfico. Todas las películas hasta esta habían tenido al menos la palabra "Friday" (Viernes) en ella, y aunque la cinta anterior ya empezaba a mostrarnos que lo que verdaderamente importaba era Jason, aún así tenía la decencia de poner que todo esto ocurría en un Viernes 13, en el último viernes "Jason Goes to Hell: The Final Friday" (1993), sin embargo, aquí viene una película que destruye todo a su paso, toda la historia clásica de una de las franquicias de terror más queridas y más estúpidas, evitando toda mención a los viernes 13, simplemente llamándose "Jason X" (2001), ahora... ¿cuántas personas saben que "X" corresponde al número 10 de la saga? Hay gente que no lo sabe... aunque no lo crean, y seguramente suponen que "X" viene a ser la nueva denominación que se pone este asesino ya que ahora es medio cyborg por razones completamente estúpidas. Pero, ¿qué importa si es o no es Viernes 13? Tenemos a Jason y eso es lo que en verdad importa.
Me resulta difícil hablar sobre esta película, sobre todo bajo la luz de un tributo al director de la cinta, pues se trata, para mí, de la peor película de la serie de cintas denominadas "Viernes 13", y también debe ser una candidata a una de las peores películas de terror modernas, sobre todo cuando hablamos del estado en que se encuentra el slasher moderno. Primero, trata de ser una comedia, y la comedia que resulta no es graciosa, porque los chistes son malos y toda la posible comedia que se puede hacer con el personaje de Jason ya fue hecho en las cintas anteriores de la serie, y cuando con las anteriores películas nos reíamos con ellas, con esta, simplemente su ridiculez hace que nos riamos de ella. De alguna manera, en "The Horror Show" (1989) hay una veta de humor importante, similar a la que explotó a lo largo de la gran cantidad de películas de Viernes 13
La cinta es imbécil, incompetente, no sabe construir a sus personajes, menos la situación en que se ve inmersa... y saben qué... creo que la culpa no es de James Isaac, bueno... tal vez en parte, pero creo que la principal culpa tras este bodrio de proporciones históricas es la manga de productores y el guionista Todd Farmer, que entregó un guión lleno de las peores excusas, los peores diálogos, las peores razones para que los giros ocurran, todo no puede haber sido escrito de manera menos competente, y se nota que no se hizo un buen trabajo, porque hay cosas que se descartan en el primer borrador y que sin embargo quedaron en el producto final que queda en pantalla. Obviamente, la cinta fue quitada de las manos de nuestro director y llevada en direcciones equivocadas, pero tampoco vamos a vanagloriarlo por no hacer algo al respecto, pues también hay varios efectos especiales que dejan bastante que desear, y para una película con un presupuesto de 16 millones de dólares, podríamos haber hecho algo mejor (aunque sigue siendo un presupuesto bajo para una cinta con aspiraciones de ser ciencia ficción que ocurre en el espacio exterior).
La historia y premisa es simple: ¿Qué pasaría si Jason fuera al espacio? Pues nada, lo mismo que pasa cuando Jason está en la tierra, salvo que ahora tiene un grave caso de nanomáquinas que le crean una armadura ultra especial que lo hace aún más invencible que antes, haciéndonos caer en duda acerca de la plausibilidad de la cinta, pese a tratarse de una comedia de terror en entorno de ciencia ficción, hay límites para todo. Todo en esta película está mal, no tiene el alma ni la diversión ni las ganas de ser algo medianamente bueno, sólo quieren hacer una cinta de ciencia ficción (que apenas logra su cometido por las enormes fallas científicas) con un asesino en serie de otra época, haciendo todo muy interesante con charlas que implican cosas más allá, pero que no son más que relleno para esperar las muertes que son aburridas y poco satisfactorias, salvo por la secuencia con el nitrógeno líquido, que apenas pasa por interesante.
Lo mejor que tiene la película es la presencia de David Cronenberg como un doctor que se encarga de (estúpidamente) descongelar a Jason, y recibe su merecido. Es un gran gesto el que haya hecho esto para con su protegido en una película tan mala, pero al menos aquí hay algo de tributo y agradecimiento que se siente genuino. James Isaac debe haber amado estas películas y quiso saltar a la oportunidad que le dieron para dirigirla, pero tuvo un mal guión y debió simplemente atenerse a las consecuencias.
3/10


Retrospectiva James Isaac (1960 - 2012)
· The Horror Show (1989)
· Jason X (2001)

Mañana:
· Skinwalkers (2006)